Reflexión para hoy:

     

lunes, 5 de abril de 2010

Marinaleda: De la revolución socialista a las películas porno capitalistas





En la cabeza de todo socialista está incrustada la idea de que el nuevo socialismo es mejor que el anterior; es decir, que es superior a aquel que fracasó en el siglo XX llevándose por delante a millones de seres humanos y dejando a sociedades enteras hundidas en la miseria y la corrupción.

Y yo me pregunto: ¿Si los repetidos intentos del pasado siempre han resultado fracasados con desastrosas consecuencias, cómo será entonces el socialismo definitivo y universal? Mejor no probarlo. Sin embargo, los liberticidas amantes de esa maldita ideología totalitaria deben saber que siempre tendrán la posibilidad de experimentar su casposa y retrógrada concepción de la sociedad siendo ellos mismos los ratones de laboratorio. Para ello deberían fundar comunas aisladas y renunciar, según sus consignas, a las comodidades de su denostado capitalismo. Incluso habría mucha gente como yo que estaría dispuesta a financiar el proyecto con parte de mi humilde nómina si nos garantizaran que del paraíso socialista no van a salir huyendo para luego, otra vez, seguir tocándonos los cojones con otro nuevo socialismo que, según ellos, es mejor que el que fracasó en su experiencia comunal; pero que, sin duda, volverá irremediablemente a intoxicar la convivencia armoniosa, libre y pacífica entre los hombres y mujeres de buena voluntad.

Repito, deberían fundar colonias socialistas imitando a esas otras de carácter religioso integradas por cuaqueros o menonitas. Si es en la luna, mejor. Los socialistas sois libres de hacerlo pero no nos arrastréis en vuestro delirio. ¡A ver que tal os va! y, de paso, utilizad sólo burros para desplazaros que son menos contaminantes y ayudáis a cumplir el protocolo de Kyoto contra el pseudocalentamiento global de la tierra. Pero repito, no nos metáis a todos allí a la fuerza. En eso consiste la libertad y el respeto al prójimo, palabras que el socialismo ignora.

Para vuestra referencia, en España existe un pueblo llamado Marinaleda (Andalucía) donde creen haber instaurado el socialismo real y han sido libres de, al menos, intentarlo.
Es gracioso observar en este pueblo andaluz como la mayoría de sus habitantes pregonan al unísono la utopía socialista pero utilizan coches capitalistas, usan bragas y calzoncillos capitalistas; follan con condones capitalistas; luego se lo cuentan a sus camaradas y camarados a través de teléfonos móviles capitalistas; emiten sus consignas marxistas a través de una televisión municipal con equipos de video y sonido capitalistas, televisión que ha emitido películas porno capitalistas para así retener a la audiencia entre consigna y consigna. ¡Ya podrían ser autosuficientes ellos mismos produciendo sus propias películas XX!. Pero no, ni siquiera eso saben hacer. Mejor acudir al mercado capitalista. Nada es “Made in Cuba” o “Made in Corea del Norte” a excepción de la mala leche revolucionaria.

Si dependieran de ellos mismos se morían de asco. Pero ahí está su odiada economía de mercado globalizada para salvarles el culo permitiéndoles seguir viviendo dignamente. Economía de mercado que los hipócritas ocultan con disimulo detrás de la hoz y el martillo para que su comparsa de fieles aborregados no se percaten del engaño.

Lo más descarado es que continuamente exigen amenazantes que los parásitos gobernantes de la Junta de Andalucía les subvencionen todo, y estos, como buenos progres socialistas acceden al chantaje pero con la pasta de otro. Dicho de otro modo, los gilipollas de los contribuyentes españoles financian involuntariamente sus sueños utópicos marxistas. Todo es “socialistamente” cojonudo.

No ocultan su desfachatez. La fórmula mágica para que las arcas del Ayuntamiento no estén llenas de números rojos según declaró una vez, con “toa la jeta del mundo”, el regidor de estos chupópteros de Marinaleda, es pasarse todo el día peleando con la Diputación de Sevilla y la Junta de Andalucía en busca de ayudas económicas y si no, a cortar carreteras y vías ferroviarias como buenos pseudoproletarios de puño cerrado aunque otros ciudadanos honrados y realmente trabajadores, que no tienen tanta cara, se tengan que joder y aguantar.

Sólo los necios o malvados pueden seguir siendo marxistas tras comprobar los desastres de la aplicación real del socialismo. Ideología cuya puesta en práctica ha facilitado la mayor experiencia de miseria y terror que ha conocido hasta ahora el ser humano. En eso consiste la materialización de la utopía socialista y algunos están empeñados en aplicarla una y otra vez a pesar de los fracasos. ¡Que cansinos son!











Entradas relacionadas (haz “clic” sobre la imagen):

A las mariscadas, a las mariscadas…..



37 comentarios:

  1. Es que la utopía comunista de los progretarios es vivir del dinero de los demás. Así va España, a toda máquina, mientras nos sigan prestando claro. Porque la deuda exterior neta de España es de unos ochocientos mil millones de euros, más de CIEN TREINTA BILLONES DE PESETAS. Veremos cuando corten el prestarnos pasta. Lo de Grecia será un juego.

    ResponderEliminar
  2. Con el socialista zapatero en el gobierno, el panorama para España es muy poco esperanzador. Zapatero quiere experimentar con la sociedad española sus sueños de adolescente. Quiere retroceder a un momento fatídico en el cual España saltó por los aires con la fracasada 2ª república cuya débil democracia utilizaron los liberticidas de esos tiempos como trampolín para integrar a España en la URSS.

    Zapatero intenta repetir la guerra civil pero soñando que los rojos descerebrados como él ganarán esta vez, es decir, triunfando "el mundo feliz" de Orwell. Este tipejo pijo-progre piensa que la gente que ama la libertad en España va a dejarse reeducar y someter con facilidad. Pero se equivoca. La bizarría española escasea pero allá donde se encuentra se hace notar y ahí está la historia de España que siempre ha salido adelante gracias a unos pocos valientes.

    ResponderEliminar
  3. Te recomiendo que te leas unos cuantos libros de historia. Lo tuyo tiene cura, en serio.

    ResponderEliminar
  4. Empecemos no por unos textos de historia sino por unas publicaciones del presente como son el Boletín Oficial del Estado y el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía donde se otorgan las subvenciones para financiar el chiringuito marxista de Marinaleda con cargo a todos los contribuyentes, o sea, que deberán pagar, por cojones, el capricho de unos pseudocomunistas que les gusta el jamón ibérico capitalista pero que no se trasladan a vivir a Cuba para no tenerse que comer el hueso.

    ResponderEliminar
  5. Cuanto respeto veo en este blog. Ale ahi os quedais relamiendo vuestro odio.
    PD Podeis censurar este comentario, pero no censurareis mi opinión de unos amargados como vosotros.

    ResponderEliminar
  6. Para el señor anónimo de la amargura: Aquí no se censura nada, no temas por eso. Aquí no somos socialistas de izquierdas ni socialistas de derechas por lo que la libertad de expresión está garantizada.

    Desafortunadamente quien más podría conocer como funciona el socialismo, de todo color y pelaje, son los millones de seres humanos que fueron sacrificados durante el siglo pasado en gulags, checas y campos de exterminio.

    Todos fueron víctimas disconformes con la sanguinaria y liberticida ideología que defendéis, sea socialismo de derechas o fascismo, sea socialismo de izquierdas o comunismo. Ellos ya no pueden opinar como tu lo haces libremente en esta bitácora.

    No es cuestión de odio sino de supervivencia. Lo que trato es diferenciar las sociedades que viven en Libertad y son prósperas, de las que no son libres por culpa de un totalitarismo obsoleto y casposo que acaba ensangrentando y hundiendo en la miseria a los pueblos donde se enquista.

    Internet está abriendo los ojos a mucha gente que tenía su mente anestesiada a base de falsas consignas y manipulación. Internet no lo podéis controlar. La batalla de la libre opinión pública la vais a perder a no ser que asesinéis a todos los que posibilitan la existencia de blogs como este. ¿Es ese vuestro propósito?

    ResponderEliminar
  7. LOS SOCIALISTAS, NO SON COMUNISTAS. ADEMÁS NO SE ESTÁ EN CONTRA DE PROGRESAR TECNOLÓGICAMENTE. NO SE TRATA DE TODO O NADA SINO DE UN CRECIMIENTO LIMITADO. NO SE PUEDE PENSAR QUE SE PUEDE LLEVAR DE UNA FORMA SOSTENIBLE EL LIBRE MERCADO QUE ES LA BASE DE LA DESIGUALDAD Y DE LA TRAMPA. SOLO SE PIDE UNA PARTICIPACION CIUDADANA Y UNA SOCIEDAD MENOS CONSUMISTA, EXPLOTADORA, EN LA QUE NO NOS MANGONEEN Y NOS ROBE EL ESTADO COMPRADO POR LAS EMPRESAS.

    ResponderEliminar
  8. EN CUANTO A ORGANIZAR ALTERNATIVAS EN UNA FIESTA DE SEMANA SANTA, ME PARECE QUE NO VA EN CONTRA DE NINGUNA LIBERTAD NI FALTA AL RESPETO DE NADIE. QUIEN QUIERA ASISTIR A ESOS CONCIERTOS O A LAS PROCESIONES,QUE LO HAGA. ESA ES LA VERDADERA LIBERTAD. Y SI LA GENTE ELIGE CONCIERTOS, ESO ES LA DEMOCRACIA. A NADIE SE LE OBLEGA A NADA. EN CAMBIO PRESIONAR Y MANIPULAR LA OFERTA ES DE DUDOSO RESPETO.

    ResponderEliminar
  9. lo unico que hace falta para que triunfe el mal, es que los hombres buenos no hagan nada... por eso la mal llamada democracia en este estado sigue triunfante, por que muchos hombres y mujeres buenos no hacen nada, de ello se encargo Franco quitandoles de enmedio y metiendo a la siguiente generacion el miedo en el cuerpo. Si no te gusta el modelo de Marinaleda, igual encuentras tu proyecto ya empezado en otro pueblo. ah! y cuentame por que tiene derecho la fundacion Francisco Franco a recibir diner del estado (en vez de un juicio por apologia del genocidio) y Marinaleda no? en fin aprendamos a tener conciencia libre

    ResponderEliminar
  10. Señor anónimo de la amargura: Todavía estoy esperando a que habiliten en la web oficial de Marinaleda un foro de debate sin censura como el que tengo yo en mi bitácora. ¿Porqué no os gusta que el pueblo se exprese libremente? Lo vuestro es meter dosis de consignas a la ciudadanía para que las asimilen por cojones.

    Los ciudadanos, con la ayuda de vuestras réplicas saben perfectamente distinguir en este y en otros foros quien es más fariseo. Unos argumentan mientras otros siguen la consigna que les dan para que la vociferen por ahí, con la ventaja de que no tienen que pensar por su cuenta. Lo entiendo, ¿Para que esforzarse habiendo otros iluminados que ya piensan por vosotros y os escriben el panfleto?.

    Afortunadamente la gente en una sociedad libre dispone de opiniones diversas y puede reflexionar por sí misma. Esto os jode demasiado a los liberticidas totalitarios porque peligra vuestro negocio. Ese maldito negocio que mantenéis aprovechándose de la ignorancia y la miseria humana.

    La única amargura que sentimos los que amamos la Libertad, se da en el momento que nos quitan a la fuerza nuestro dinero, vía impuestos, para financiar vuestros caprichos utópicos.

    ResponderEliminar
  11. Sr. Janu: ¡Quien te oyera en la comunista Corea del Norte! Me refiero a ese infierno socialista donde la hambruna crónica y la desidia del dictador está obligando al pueblo norcoreano a buscar en los bosques algo que echarse a la boca.

    Todos hemos visto esas gigantescas celebraciones en las que el pueblo, después de prepararse a diario durante meses, actúa como si fueran robots; acontecimiento que se produce cada vez que cumple años el déspota Kim Jong Il ¿Tu crees que en un sistema totalitario socialista la gente puede elegir si participa o no en esas pantomimas?

    Pero el tirano comunista vive de puta madre. Quizás en este momento esté visionando alguna de las más de 20 mil películas que conserva en su videoteca particular, mientras uno de sus vasallos calienta en una destartalada olla un poco de corteza de árbol y hierba para sobrevivir.

    ResponderEliminar
  12. Sr. Anónimo sostenible: Seguro que eres otro de esos tipos acostumbrados a decir por ahí que vuestro padrecito Stalin nos dió la pequeña libertad que gozamos... ¿Eso cuando fue antes o después de que pactara con Hitler como apoderarse de Europa; empezando por Polonia y su katyn? ¡Pero si Stalin fue quien dijo “¿Libertad, para qué?”!. A quién vais a engañar los liberticidas?.

    Deberías saber que el nacionalsocialismo y el comunismo aparecieron en la segunda parte del siglo XIX en plena época de estúpido romanticismo tan lleno de sentimentalismo y tan vacío de cerebro. Ambos, variantes dle socialismo, a veces han sido íntimos amigos, alternando, como en tantas parejas de novios, tiempos de amor con otros de odio.

    Socialismo de izquierdas o de derechas es la misma mierda con diferentes matices. Todos se basan en ideologías mesiánicas, totalitarias, liberticidas y que disfrutan quitando de en medio a los que osen discrepar. Siempre el socialismo, sea del color que sea, va acompañado de muerte, miseria y sumisión a un Estado fuerte controlado por unos pocos.

    Durante los últimos años se ha cometido el grave error, gracias a la machacona insistencia de los nuevos socialistas marxistas del siglo XXI, de considerar el nacionalsocialismo de Hitler como un movimiento no socialista; nada mas lejos de la realidad. Fascismo y bolchevismo son las dos caras de Jano de uno de los peores instintos humanos.

    Debéis dejar de confundir a la gente llana con palabrerías como socialismo científico, etapas previas al comunismo, proceso de adaptación comunista, utopías evolutivas del socialismo o, simplemente, que el socialismo no es comunismo. También las mierdas que expulsáis por el culo no son idénticas pero al final todas huelen muy mal. Creo que queda bastante claro.

    Todo socialismo lleva a la destrucción de las libertades y a la falta de respeto de la integridad física del ciudadano disconforme con esa maldita ideología.

    ResponderEliminar
  13. Sr. Anónimo sostenible: También deberías saber que la riqueza que le es útil a la gente se obtiene por medio de lo que se denomina proceso de especialización e intercambio, en el cual todo ciudadano se especializa en la producción de uno o unos pocos bienes o servicios dentro de un enmarañado sistema de interdependencias e interrelaciones, de esa forma se consiguen otros productos elaborados por otros ciudadanos a través de un mercado libre y voluntario.

    Con el fin de que el sistema coseche la mayor cantidad de riqueza, asignándola de la forma más apropiada entre los partícipes, es preciso garantizar el derecho de propiedad, entendiendo esto como la capacidad de cada individuo para poseer un bien y disponer del mismo de la forma que elija siempre que no dañe la propiedad de otro.

    Pero el derecho a la propiedad es inviable si no existe libertad para intercambiar bienes y servicios. Esto constituye lo que denominamos un juego de suma positiva, puesto que cada parte que actúa voluntariamente en un intercambio se favorece del mismo, beneficio que indirectamente redundará en la sociedad. Un verdadero régimen que garantiza el derecho de propiedad es, a su vez, un régimen que vela por la absoluta libertad para intercambiar bienes y servicios.

    Cuando el socialismo destruye el derecho de propiedad el juego pasa a denominarse de suma cero.

    Veámoslo con un sencillo ejemplo: Si un maleante roba a otra persona 50 euros amenazándola con una navaja resulta que por una parte se origina un traspaso forzoso de propiedad desde la desgraciada víctima al atracador. Y, por otra, la sociedad sufre una pérdida indirecta puesto que los bienes o servicios que deberían haber existido en cualquier relación comercial a cambio de esos 50 euros no se han dado en esta ocasión, lo que significa que la sociedad ha dejado de enriquecerse y prosperar con esos servicios o bienes, no creados, por valor de esos 50 euros y que no han entrado en el sistema.

    Pero lo más curioso es que el efecto final no cambia si el hurto lo hace el Estado en lugar de un simple ratero. También el Estado utiliza la fuerza para coaccionar a los ciudadanos con el fin de que le entreguen parte de su propiedad o de sus rentas. El atraco es el mismo. Afirmaréis, los más descerebrados liberticidas presos de vuestra mediocridad, que el dinero robado por el atracador sí que entra en el sistema cuando se lo gasta, aunque sea en putas y cerveza, lo que beneficiaría al sector del ocio y tiempo libre.

    Eso es cierto, pero si el ladrón hubiera obtenido el dinero con un trabajo honrado y produciendo un bien para la sociedad, además de beneficiarse dicho sector, la víctima a la que se le ha sustraído el dinero de forma coaccionada podría haberlo destinado a comprarse una falda beneficiando al sector textil, de esta forma serían dos sectores los beneficiados en lugar de uno y redundaría más en el efector enriquecedor de la sociedad.

    Si eso lo multiplicamos por miles de sectores perjudicados cuando es el Estado quien comete infinidad de robos a los contribuyentes, los resultados son catastróficos para una sociedad, típico de sistemas socialistas que adoran a un Estado todopoderoso.

    ResponderEliminar
  14. Sr. Anónimo sostenible: En cuanto a tu sostenibilidad fundamentada en el odio al libre mercado ¿Pretendes que imitamos la sostenibilidad cubana de la dinastía de los Castros? ¡Pero sin en Cuba ni siquiera pueden emigrar sosteniblemente porque no les dejan salir de la sostenible isla cárcel, algo que sí pueden hacer los de Marinaleda cuando se van de crucero por el Mediterráneo!. ¿Y que me dices de la sanidad sostenible de la dictadura castrista? ¿qué sanidad? ¿la que disfrutan los turistas así como los sostenibles lameculos y chupapollas del partido único; o la paupérrima sanidad que utiliza el pueblo?.Un ejemplo: en Madrid hay un sanidad capitalista como a los liberticidas os gusta denominar, pero yo prefiero llamarla sanidad propia de un entorno de libertad y economía de mercado.

    Pues bien, debes saber que cuando vuestro sostenible, querido y sanguinario Fidel se puso muy malito, presto y desesperado recurrió a la sanidad madrileña y a los fármacos capitalistas producidos en la capitalista Suiza, no en Corea del Norte.

    Algunos descerebrados siguen diciendo que Cuba tiene niveles suficientes que le posibilitan ser elegida como nación que cumple los criterios mínimos de sostenibilidad.

    ¡Vaya, se vive tan bien que hasta no hay contaminación porque se consume poca energía! Claro, la sostenible precariedad y pobreza lo único que permite es contaminar poco. Así pues, el régimen socialista cubano es la referencia ética que, según tu, tenemos que imitar si queremos salvarnos del desastre planetario.

    Estoy seguro de que los pobres cubanos serían muy felices si pudieran contaminar un poquito más y consumir alimentos a niveles similares a los de los países con libertad y economía de mercado donde no existe la cartilla de racionamiento; aunque, para esos desgraciados, el fin del mundo o el pseudocataclismo ecológico les llegara un poco antes.

    Por cierto, con relación a tu insostenible último párrafo, ¡no sabía que empresas como “Ahorramás”, “Zara” o la empresa de construcción dónde trabaja mi primo hayan comprado al Estado! Es que los liberticidas sois la ostia de sostenibles

    ResponderEliminar
  15. Sr. Anónimo del miedo en el cuerpo, toma nota:

    Yo no entro en estado de frenesí con la palabra democracia porque ésta no significa nada si no hay LIBERTAD. ¡Esta última palabra es la que verdaderamente me motiva! ¡Yo también soy demócrata pero no gilipollas!. No vivimos en un paraíso de felicidad y amor fraternal, en el que todos somos bondadosos y respetamos las libertades del prójimo. La realidad es distinta porque hay muchos cabronazos que sueñan en crear una sociedad a su antojo.

    Esos indeseables empapados de ideologías enfocadas a crear un hombre nuevo, una nueva sociedad a capricho conviven con nosotros así como sus gañanes palmeros y no dudarán en parapetarse en el sistema democrático para, una vez alcanzado el poder absoluto, desmantelar el régimen de libertades. Es obvio que lo que tenemos que garantizar es la LIBERTAD, el sistema político es secundario, lo importante es el fondo y no las formas.

    De nada sirven las tambaleantes y viciadas democracias actuales o las democracias en la que soñáis algunos aficionados si las libertades pasan a un segundo plano. No se trata de garantizar la elección de un presidente u otro en un entorno multipartidista o modificar Constituciones, sino que quien sea candidato crea realmente en el sistema democrático y en las libertades del ciudadano.

    ResponderEliminar
  16. Sr. Anónimo del miedo en el cuerpo: En cuanto a hurtar a los ciudadanos su dinero para financiar caprichos y sueños liberticidas, sean de un color u otro; te diré que cada ciudadano tiene derecho a administrar su propiedad del modo que considere más adecuado, sin que nadie pueda robársela.

    Algunos se sienten legitimados para gastar el dinero de otros en proyectos u organizaciones supuestamente superiores. Pero eso de financiar ONG’s, religiones, fundaciones, sindicatos, patronales, partidos políticos u otras estructuras parasitarias con dinero del prójimo no va conmigo, puesto que no soy un ladrón, es decir, no soy socialista de izquierdas ni de derechas.

    El dinero del ciudadano donde mejor está es en su propio bolsillo.

    ResponderEliminar
  17. Sr. Anónimo del miedo en el cuerpo: En cuanto a buscarme mi proyecto de vida en otro pueblo, te diré que mi modelo no es otro que vivir en LIBERTAD (en mayúsculas).

    Vivir en LIBERTAD no significa imponer a otros conciudadanos, en un determinado espacio, una ideología en forma de consignas populistas.

    Vivir en LIBERTAD es algo bueno y posibilita que los ciudadanos sean independientes del Estado; por eso todos los tiranos mantienen su poder a base de despojar la LIBERTAD a los individuos. Lo más triste de la historia de la humanidad es que casi todo el tiempo unos pocos han dominado a los demás obligándolos a vivir sin LIBERTAD.

    La LIBERTAD se caracteriza por la tolerancia y apertura ante todas las posiciones, siempre que respeten la vida y la propiedad, así como por la defensa de los indivíduos para elegir su futuro. En una sociedad libre nadie debe poseer a otro porque cada uno es dueño de sí mismo, esto es la base de la prosperidad de las naciones puesto que la gente libre tiene absoluta capacidad para administrar sus vidas sin necesidad de que ningún iluminado les guíe. En esto se basa la LIBERTAD individual pero si La LIBERTAD no se usa se oxida.

    La LIBERTAD es buena no sólo por los resultados económicos positivos sino por el respeto a la integridad física y la LIBERTAD del prójimo, algo que nos caracteriza a todos los que creemos en ella. Con el nacionalsocialismo de Hitler el sistema económico era muy eficaz para el nazismo pero no para los 6 millones de judíos muertos.

    La LIBERTAD propia de un mercado libre te permite elegir a un proveedor de bienes y servicios entre un ingente número o entrar en competencia con ellos como una forma universal de potenciar y mejorar el bienestar de la sociedad satisfaciendo necesidades y creando riqueza, siendo todos iguales ante la Ley y sin favoritismo o discriminaciones positivas hacia unos empresarios en particular como ocurre en el capitalismo de Estado o mercantilismo, es decir, con el socialismo.

    La economía de mercado se caracteriza en una forma concreta de entender la economía y la sociedad en la que se desenvuelve, consistente en el reconocimiento del derecho de toda persona a lograr sus objetivos, con un sólo límite marcado por el respeto de la LIBERTAD de los demás, es decir, la LIBERTAD de uno termina donde empieza la de otro. En el ámbito económico esto quiere decir el respeto a la propiedad privada y el cumplimiento de los contratos.

    Lo único que nos salva de la monstruosa burocracia propia de regímenes totalitarios es su ineficiencia. Una burocracia eficiente representa el mayor peligro para la LIBERTAD. Sería como condenar a la humanidad a la esclavitud perpetua.

    Tampoco la LIBERTAD es sólo un tema político; si lo fuera, únicamente necesitaríamos un partido político llamado LIBERTAD y votarle. La LIBERTAD es algo más. La LIBERTAD afecta a los valores y creencias del ciudadano, del individuo; no del grupo o la comunidad puesto que no existe la ética colectiva al igual que no existe la LIBERTAD de los pueblos, sino de las personas.

    La LIBERTAD, la moralidad y la dignidad humana del individuo consisten precisamente en que hagamos el bien no porque estemos forzados a hacerlo, sino porque libremente lo concebimos, lo queremos y lo amamos. La vida, la LIBERTAD y la propiedad no existen por razón de leyes hechas por el hombre sino que son anteriores a aquello que hizo a los hombres legislar por primera vez.

    ResponderEliminar
  18. Sr. Anónimo del miedo en el cuerpo:

    La LIBERTAD no se mendiga, se ejerce. La LIBERTAD no debe ser una concesión del órgano de poder, sino el ejercicio de un derecho inherente a la propia persona. A medida que las naciones se hacen corruptas y viciosas, aumenta su necesidad de amos que babean igualdad. Una igualdad impuesta no es sinónimo de LIBERTAD porque el uso de la fuerza para conseguir la igualdad destruye siempre la LIBERTAD.

    La LIBERTAD garantiza la oportunidad de los que hoy tienen poco de convertirse en los pudientes de mañana y, en el proceso, posibilita a todos disfrutar de una vida más rica y plena. No olvidemos que todo aquello que resulta ser grandioso e inspirador es creado por individuos que pueden trabajar en LIBERTAD. La gran virtud de la economía de mercado o capitalismo democrático como sistema natural de producción e intercambio de las sociedades libres es que se obliga a los individuos a favorecer al prójimo, tanto al conocido como al extraño. Y es que, para que cada uno satisfaga sus propias necesidades, debe satisfacer, de la mejor manera posible, la de otros.

    ResponderEliminar
  19. Sr. Anónimo del miedo en el cuerpo:

    Vuestro déspota padrecito Lenin dijo: ¿LIBERTAD?, ¿Para qué? Con esto se entiende perfectamente la aversión que le tenéis los liberticidas.

    ¡Sí, el mayor enemigo de los liberticidas es la gente que vive en LIBERTAD!. La mayor herramienta que tiene la LIBERTAD para generar prosperidad y riqueza para toda la sociedad es la economía de mercado, por eso la odiáis tanto.

    Exclusivamente con el socialismo se doblega y esclaviza a las masas, no sólo creando dependencia, sino utilizando un poder inmenso basado en la coacción sectaria y la mentira. Mentira incrustada en el cerebro de la población a través de la propaganda.

    La LIBERTAD es todo lo contrario. La LIBERTAD se basa en la verdad, en el principio ético de respeto y no agresión. Sólo la LIBERTAD posibilita el verdadero progreso y la felicidad de los ciudadanos.

    La LIBERTAD siempre es una cuestión de ahora o nunca. La LIBERTAD es una llama que ha de ser constantemente mantenida y protegida, por eso el árbol de la LIBERTAD tiene que ser regado con la sangre de sus defensores cada cierto tiempo.

    ResponderEliminar
  20. Si no lo quieres aprobar me da igual; te quedarás con tu dictadira, siguiendo los pasos de los tuyos ;)

    ResponderEliminar
  21. me gustaria tener la libertad de partirte la boca cincinato. que es la que reciben los que se quejan en democracia

    ResponderEliminar
  22. Sr. Anónimo aficionado a partir bocas: Gracias por darme el mejor argumento contra vuestra ideología liberticida. ¡Tú lo has dicho! “A los que se quejen, pues a partirle la boca”

    En contra de la Libertad siempre aparece el socialismo de izquierdas o de derechas que, a través de un aparatoso monstruo estatal, arremete contra las interrelaciones voluntarias de cooperación social de los ciudadanos imponiéndose coactivamente, porra policial por medio.

    Debemos remarcar que es trascendental esta característica violenta del socialismo puesto que sus seguidores, salvo tú en tu comentario, la ocultan de manera sistemática. La coacción será el fundamento para mantener un sistema económico de carácter planificador e intervencionista basado en una ideología ineficaz y creadora de miseria.

    Para vosotros, la democracia es válida siempre que la podáis utilizar en vuestros perversos fines. Por eso, en la práctica política podemos observar que algunos partidos de tendencia totalitaria han disfrutado y disfrutan de las libertades democráticas, pero está claro que para ellos dichas libertades resultan aceptables sólo en cuanto están en la oposición, pues cuando ostentan el poder y aplican sus ideologías, la democracia rápidamente naufraga.

    ResponderEliminar
  23. Sr. Anónimo aficionado a partir bocas: Recordemos a un déspota socialista que pensaba como tú, Largo Caballero. El Lenin español, líder populista de gran parte de un número ingente de ciudadanos ilusos en el año 1936 y que llegó a ser presidente del gobierno de la II República Española. República empujada al fracaso en la que los verdaderos demócratas cabían en un taxi. República que nació liberal y murió roja con la complicidad pusilánime de sus creadores. Un sueño republicano aniquilado, desde el primer día, por los socialistas de izquierdas y luego, por los socialistas de derechas que le dieron el puntillazo final.

    La misión de Largo Caballero era organizar un Estado revolucionario machacando, si era preciso, a la democrática República. Su arma, crear el odio y la envidia entre los ciudadanos. Su herramienta financiera y logística, la URSS.

    Es famosa la carta en la que el tirano dictador soviético, vuestro padrecito Stalin, le aconseja que cuide mucho la “fachada democrática de la República parlamentaria”, y Largo Caballero le responde con toda la sinceridad del mundo: “Que el Parlamento goza de un predicamento escaso entre nosotros”. Lo cual, aunque incauto era totalmente incuestionable.

    Detenido en Francia por la Gestapo (....esos socialistas de derechas) Largo Caballero conoce todos los sufrimientos del socialismo. Aquella experiencia le hace apreciar, quizás por primera vez y como nunca, el sentido de la Libertad que los anarcoliberales asilvestrados como yo defendemos con tanto ahínco. Y en sus memorias escribe:

    “Hace años, en un mitin celebrado en el cine Pardiñas, en el que hablamos Saborit, Besteiro y yo, decía yo que si me preguntasen qué quería, mi respuesta sería ésta: ¡República! ¡República! ¡República!. Si hoy me hicieran la misma pregunta contestaría: ¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!. Luego, que le ponga cada cual el nombre que quiera”.

    Debido a la ceguera totalitaria propia de su ideología y de su tiempo es uno de los grandes responsables políticos de la guerra civil española, ceguera que muchos de vosotros aún conserváis sin ni siquiera haber reflexionado un poquito sobre el tema.

    Después de salir del campo de concentración de Oraniemburg; Largo Caballero, vivo pero viendo la muerte venir, escribía también:

    “Algún día, no se podrán leer otros periódicos ni otros libros que los editados por nosotros. Es indudable que el espíritu inquisitorial y dominante preside en mucho nuestras decisiones “ (partiendo bocas al discrepante si es preciso, como a ti te gusta).

    “ A nuestras organizaciones se les ha impreso un espíritu de intolerancia y tan estrecho que le hace incompatible con su finalidad de democracia y libertad”

    Es lamentable que en los briosos tiempos como presidente de gobierno de la II República Española no reflexionara como lo hizo al final de su vida, siendo ya un moribundo sin ninguna influencia política.

    ResponderEliminar
  24. Joder, me acabo de leer enterito todos los comentarios y flipo. El cincinato no será comunista ni nada parecido, no; el cincinato es un reaccionario facha de tres pares de cojones. Stalin, si estuvieras vivo, deberías aprender de este cincinato. Menudo tío!

    ResponderEliminar
  25. Cincinato, me da que has leído bastante acerca de la República, aún así por lo que he leido en tus comentarios, y también por lo que aparece en el video, veo que no tienes prácticamente ni idea en lo que refiere a teoría y funcionamiento marxista

    Todos esos libros de autores franquistas están muy bien, te dirán lo mala que era la República, el gran antisistema que era Ferrer i Guardia, y esas cosas..., pero te aconsejaría que echases un ojo a teoría marxista, social y económica; sobretodo esta última, así como las distintas repercusiones que ha generado el marxismo en determinadas ciencias y formas de pensamiento

    Negar la importancia del Marxismo en el pensamiento contemporáneo, en absolutamente todas las ciencias es un verdadero crimen

    Los principios de alienación, teoria de la acumulación del capital, plusvalia, baja por desempleo, y demás suponen un antes y un después en la historia social. Gracias al marxismo se han logrado verdaderos logros sociales, podrás hablar de sus muertes y de sus "totalitarismos", pero me gustaría que dedicases un artículo a sus aportaciones

    No te molestes en contestarme porque dudo que vuelva a entrar a la página

    ResponderEliminar
  26. Me encanta la experiencia de Marinaleda. No es la única. Ojalá hubiera muchos más pueblos así.

    ResponderEliminar
  27. Sr. Anónimo extasiado con la experiencia de Marinaleda: ¡Claro que hay otras experiencias!, por ejemplo la Cuba revolucionaria. Los resultados de tal experiencia en la isla cárcel siempre fueron malos y mortales, sobre todo para los disidentes; llegando a ser catastróficos en el momento que ya no contaban con la subvención de la Unión soviética; puesto que esta otra experiencia, también socialista, fracasó tal como pudimos ver con la caída del muro de Berlín. Un muro que nos ocultó durante muchos años la mierda ideológica, miseria y desesperación que existía en aquella nauseabunda República Democrática Alemana. ¿Democrática? ¡Pues vaya democracia!

    Marinaleda seguirá el mismo camino que Cuba en cuanto deje de ser el parque temático del comunismo español, es decir, deje de ser subvencionado por la Junta de Andalucía o por el Estado con el dinero que le quitan a otros a través de los impuestos.

    Ni subvenciones para Marinaledas, ni ayudas para los bancos y Cajas de Ahorro, ni para empresas privadas, ni para asociaciones patronales, ni para vuestros odiados terratenientes, ni para confesiones religiosas, ni para partidos políticos, ni para sindicatos parásitos, ni para la madre que los parió a todos.

    El dinero del ciudadano donde mejor está es en su propio bolsillo que para eso lo ha ganado con mucho esfuerzo y trabajo. Creo que está claro lo que quiero decir camaradas.

    ResponderEliminar
  28. Sr. Anónimo que no quiere volver a entrar en este foro: La respuesta a tu comentario sería muy extensa pero empecemos hoy analizando sólo la plusvalía del trabajo.

    Una de las bases del marxismo es la teoría de la explotación. Según el hipócrita burgués llamado Karl Marx, ese tipo al que gustaba embarazar a sus criadas, el trabajo debía ser la única medida para valorar los bienes producidos.

    El demagogo de Marx afirmaba que a los trabajadores se les abonaba un sueldo, llamado de subsistencia, cuyo valor era menor que las horas que dedicaban con su trabajo a producir los bienes; siendo la diferencia de valor o plusvalía lo que se quedaba el malísimo empresario. Esto les sigue pareciendo una injusticia a los pastueños seguidores de la fracasada doctrina marxista sin ni siquiera haber reflexionado un poco sobre ello.

    Es un hecho que Karl Marx, al contrario que la mayoría de los socialistas de hoy, estudió economía. ¡Ahora me explico por qué Marx llegó a retractarse y reconocer su metedura de pata, siendo uno de los primeros en declararse "no marxista!

    Todo socialista ignora o quiere ignorar que el valor de los productos no se fija por el número de horas trabajadas para producirlos sino que el precio del producto viene determinado por un acuerdo que se da en todo intercambio voluntario entre un comprador y un vendedor, saliendo ambos beneficiados. Si no fuera así nunca se produciría la transacción a no ser que el Estado intervenga usando el monopolio de la fuerza, algo que no disgusta a los especímenes socialistas.

    También todo socialista ignora o quiere ignorar que los empresarios adelantan una parte del valor del bien producido a los trabajadores denominada sueldo o salario. Es importante saber que esto lo hacen con antelación a que finalice la producción de un bien y sea éste vendido. Por eso se dice que la figura del empresario es benéfica, porque evita que los trabajadores tengan que esperar a que finalice la producción y los productos sean vendidos, o no, en el mercado para conseguir, o no, su parte correspondiente del valor del bien. Por eso el riesgo que no asume el trabajador debe ser compensado al empresario con lo que se conoce como beneficio empresarial. Es lógico que todo emprendedor que asume un riesgo de pérdida de los ahorros invertidos en un negocio debe ser compensado con un beneficio futuro. ¡A ver si nos vamos enterando de que va la historia!

    Los beneficiarios de las empresas son todos los consumidores que compran los productos elaborados por las mismas, así como los accionistas, que son los propietarios de las grandes empresas y que puede ser cualquier trabajador que, con unos ahorrillos, participe en un fondo de inversión, contrate un plan de pensiones o compre directamente unas pocas acciones en el mercado de valores con el fin de complementar su salario con los dividendos que les reporten los títulos.

    ResponderEliminar
  29. Sr. Anónimo que no quiere volver a entrar en este foro: Deberías saber que gracias a la soberanía del consumidor y al incentivo del beneficio en un entorno de libre competencia, la propiedad privada garantiza una oferta de productos para todos siempre en aumento. En la economía de mercado propietarios e inversionistas, si quieren aprovecharse de su propiedad y capital, no les queda otra posibilidad que destinarlos a atender necesidades de otros. De esta forma pueden enriquecerse y enriquecen a la sociedad al crear bienes y servicios que antes no existían. Sólo el hecho de poseer los medios de producción obliga a sus propietarios a cubrir las demandas de los consumidores si quieren obtener un rendimiento.

    La propiedad beneficia sólo a las personas que saben utilizarla para favorecer a los consumidores que, repito, son los verdaderos soberanos del mercado cuando éste es libre. Esa es la función social del derecho de propiedad que se desarrolla sólo en un entorno de Libertad y capitalismo democrático, no en un entorno de capitalismo de Estado o mercantilismo. Es decir, socialismo.

    Donde existe realmente explotación del obrero es en los países de economía socialista en los cuales siempre hay dos clases sociales muy diferenciadas:

    - Los pudientes que son aquellos que forman parte del “aparato coercitivo” del Estado y que son gente arribista, cobarde, palmera, chupapollas, que se afilian al partido único para medrar; que incluso son capaces de sacrificar a sus semejantes, incluso a su madre, en nombre del dichoso bien común y de su bolsillo sobre todo.

    - Los esclavos, que son el resto de la ciudadanía que sólo quiere Libertad, siendo obligados a repudiar la economía de mercado o a denunciar a sus vecinos cuando vacilan sobre si es o no una mierda el socialismo que les mantiene en la miseria.

    Con el socialismo no hay esperanza, no existe igualdad de oportunidades. No me cansaré de repetir que cuando una sociedad es libre automáticamente hay prosperidad, existen oportunidades que todos pueden aprovechar mejorando su bienestar y no se aumentan las diferencias entre clases de ciudadanos sino que la mayoría se integra en una gran clase media igualándose en calidad de vida. En concreto, cuando una sociedad es libre hay esperanza para todos.

    Sin embargo, algunos liberticidas siempre están babeando odio hacia los emprendedores y la economía de mercado. Y digo yo, ¿Porqué no os juntáis unos cuantos y montáis las empresas sin el respaldo de la Administración y en igual de condiciones que otros emprendedores que montan su negocio? o sea, sin privilegios, ni subvenciones, ni subsidios, ni cesiones gratuitas de suelo expropiado coactivamente a otros. Luego los beneficios y las plusvalías marxistoides las repartís con los trabajadores que contratéis. ¡Eso sí, a partes iguales!. Si va mal el negocio los trabajadores cobran su salario y vosotros os quedáis a dos velas, si va bien el negocio lo repartís entre todos a partes iguales como buenos camaradas.

    No lo hacéis porque implementar un proyecto empresarial sin el respaldo de la teta del Estado es duro y arriesgado. Sólo queréis que se haga eso con el dinero de otros, pero cuando se trata de vuestra pasta ya os apañáis de sacarle el mejor rendimiento. Y eso es algo normal, nos avergoncéis de ello. Nadie trabaja por amor al prójimo sino para cobrar un salario u obtener un beneficio, y el que diga lo contrario es un falsario.

    ResponderEliminar
  30. Sr. Anónimo que no quiere volver a entrar en este foro: El socialismo es un engaño basado en la envidia, la demagogia y la hipocresía de sus seguidores. En cambio, la economía de mercado redunda en el verdadero interés general incluyendo a los socialistas pijo-progres que viven acomodadamente en países libres y prósperos.

    Repito, en una sociedad libre con economía de mercado los medios de producción privados deben servir a la sociedad en su conjunto para sacar provecho de ellos. Es desesperante ver como manadas de ilusos, cuyos cerebros están llenos de consignas y serrín, siguen apostando por el marxismo científico cuyos crímenes en su sangrienta historia los siguen justificando como errores asumibles, ¡y vuelta a empezar!. Con mucha caradura suelen decir a menudo que ahora sí que funcionará el nuevo socialismo y traerá al mundo el paraíso perfecto, la utopía socialista con la que siempre sueñan.

    Me pregunto una cosa. ¿Por qué con los nuevos experimentos socialistas, como es el caso de Venezuela, empiezan a escasear en las tiendas los productos básicos, existen a ciertas horas cortes de luz y agua, se reprime a los opositores o se cierran medios de comunicación? Este nuevo socialismo se parece mucho al antiguo. Sigue siendo la misma mierda, el mismo fraude de siempre pero utilizado por nuevos defraudadores que quieren trincar algo aprovechándose de la mediocridad de la gente.

    Muchos de los que militaron en el siglo pasado en organizaciones socialistas no tenían muy claro que el socialismo funcionara y la caída del muro de Berlín les hizo recapacitar. Pero no a todos. A algunos, la lobotomización a la que fueron sometidos incrustándoles en su cerebro ideas socialistas les pudo más que la realidad y siguen repitiendo la misma cantinela como si fueran robots. Nunca desperdiciarán ni un minuto en examinar críticamente el socialismo. Para ellos, el socialismo es algo sagrado, su sacrosanta religión, una cuestión de fe ciega aunque se jueguen el futuro de sus hijos.

    Otros tipejos que pululan por países libres dónde se aplica la economía de mercado, a pesar de conocer la mentira que esconde el socialismo, como piojos se enquistan en la perversa ideología sólo por medrar en política y vivir de puta madre como buenos “socialistos”, o sea, vivir del cuento disfrutando de la cómoda vida que les ofrece el país que parasitan. Preguntemos a la comunista Rosa Aguilar qué opina de esto.

    ResponderEliminar
  31. Sr. Anónimo que no quiere volver a entrar en este foro: Rosa Aguilar ha currado muy poquito por cuenta ajena. Su única dedicación ha sido procurar ganar elecciones y chupar del presupuesto público como muchos de los “camarados y camaradas políticos”, así como de los comisarios sindicalistas.

    Y medrando, y medrando, la señora Aguilar ha ido pasando de escalafón, porque el cargo de Consejera es obviamente superior al de Alcaldesa; y el de Ministra mejor que el de Consejera. La pasta es la pasta, aunque seas comunista. Hasta los socialistas de izquierdas adoran eso de arrimarse al sol que más calienta, aunque no sea cara al sol como suelen hacer esos socialistas de derechas cuyos hijos, instalados tanto en el gobierno como en la oposición, nos están llevando a la ruina.

    Rosa Aguilar, esa miembra de hoz y martillo, se ha aprovechado de una ideología perversa, pero que embelesa a las masas pastueñas, con la intención de hacer carrera. ¿Me podríais explicar porqué siempre el buen comunista, el que más satisfecho está de su ideología de izquierdas, al final siempre se alía con los poderosos? ¿Así se forjan los regímenes populistas?

    Sin embargo, los “miembros y miembras” comunistas que se integran en la PSOE disfrutan siempre de un breve periodo de gloria para luego ser borrados de la foto. ¿Os acordáis de Cristina Almeida o de López Garrido?.

    ResponderEliminar
  32. Al Sr. Anónimo que flipa: ¡Me has llamado facha, es decir fascista!. Fascista es la palabra que más me choca, pues jamás he sido socialista, requisito imprescindible para convertirse al fascismo. ¡A ver si te enteras tío! No todo el mundo es tan iluso de arrodillarse ante vuestra ideología totalitaria. Conmigo habéis dado en duro. Seré un simple trabajador pero no soy tan mentecato como para tragarme vuestras mentiras.

    Os sentís incómodos con la información u opinión que no podéis manipular y que atrae a las masas, que las motiva para que reflexionen y que las hace recapacitar liberándose de la esclavitud intelectual a la que os gusta tanto someter al pueblo para proteger vuestro negocio escondido en esa falsa ideología sanguinaria y creadora de miseria.

    Muchos de vosotros sois tipos cobardes y acomodaticios, en vuestra vida habéis dado un palo al agua. Sólo sabéis medrar a la sombra de esos sindicatos o partidos que dicen representar al proletariado o al pueblo, pero que en realidad sólo representan a vuestros bolsillos. Procura traer argumentos, que dudo que los tengas, con los que podáis defender vuestra casposa ideología creadora de pobreza. Si no es así vete a una de esas webs, como la de Marinaleda, que no os permiten comentar y debatir, sino sólo tragar más mierda para infectar vuestro reducido cerebro

    Es patético observar como en la web de Marinaleda se resaltan las palabras de Utopía y democracia social, pero Libertad de expresión muy poquita, debate de ideas, nada de nada. Todo consigna y a tragar con lo que hay. Tomad ejemplo de esta bitácora donde no se censura nada.

    Toma ejemplo de otros ciudadanos que han abierto los ojos. Personas sensatas, objetivas que saben recapacitar y que no son esclavos de ninguna ideología porque en su mente predomina el sentido común.

    En cuanto a Stalin, te repito que ese tipo liberticida es el que dijó un día “¿Libertad, para qué?”. Sin embargo, yo siempre mantendré la idea que la Libertad es lo más importante, porque una sociedad que pone la igualdad por encima de la Libertad acaba sin igualdad y sin Libertad.

    ResponderEliminar
  33. Sr. Anónimo extasiado con la experiencia de Marinaleda: Ahora recuerdo otra experiencia revolucionaria que los liberticidas soléis ocultar. Fue la experiencia de los primeros colonos que llegaron a Prymouth. Estos no contaban con las ayudas y subvenciones de la Unión soviética ni con las de la Junta de Andalucía, como es obvio. Fue una experiencia marxista en estado puro sin el respaldo de una economía de mercado consolidada y globalizada como la que disfruta Marinaleda.

    Algunos liberticidas manifiestan que la propiedad privada fue un germen que infectó la humanidad. Pues bien, con el fin de que se ilustren un poquito les traigo a colación la historia de los peregrinos de Plymouth (Massachussets).

    Aquellos peregrinos fueron unos de los primeros colonos europeos que decidieron echar raíces en Estados Unidos y que, en un principio, organizaron comunalmente su economía de carácter agrícola. Es decir, aplicando el marxismo puro y duro.

    De una forma un poco dramática aquella gente aprendió la lección que lo fundamental para conseguir prosperidad no es la colectivización y la distribución forzosa de la riqueza, sino la Libertad y la propiedad privada.

    La organización colectiva que los colonos llevaron a la práctica durante los primeros años consistía en que todo se repartiera igualitariamente, tanto el trabajo como la cosecha que se obtuviera. La consecuencia de tal modelo de organización marxista fue que casi todos murieron de hambre.

    ¿Cómo pudo ser esto? Es muy sencillo de explicar porque cuando se consigue igual beneficio, ya se trabaje mucho o poco, la mayoría de la gente tiende a trabajar más bien poco. Es algo que forma parte de la idiosincrasia del ser humano. Está en sus genes y ningún ingeniero social, alienado por un pseudobuenismo utópicamente marxista, puede modificar.

    En la comuna de Plymouth mucha gente fingía estar enferma o escaquearse, a dejarse la piel trabajando en los campos comunales. Esta conducta provocó que no se alcanzara la producción necesaria de alimentos para satisfacer a toda la comuna, apareciendo la escasez y el hambre al poco tiempo de iniciarse la aventura socialista.

    Había gente que llegó a corromperse o incluso a robar para conseguir comida, a pesar de su condición de puritanos. La hambruna fue tan extrema que llegaron a comerse a sus propios perros, caballos, gatos y hasta las ratas que pululaban por allí.

    Llegados a la desesperación, los colonos se reunieron para debatir otra forma de organización. Reconocieron el fracaso de su experimento comunal (hoy denominado socialismo) y tomaron la decisión de designar una parcela de terreno a cada familia; entregándole parte del maíz y otras semillas que les quedaban para que cultivaran sus tierras como mejor estimasen cada una y bajo su responsabilidad.

    Fue entonces cuando los ciudadanos de Plymouth explotando privadamente los recursos pasaron, sin saberlo, del socialismo a la economía de mercado. Los resultados fueron formidables. Todas las manos se volvieron sorprendentemente laboriosas y la gente ya no enfermaba tanto.

    Las cosechas fueron magníficas desapareciendo la hambruna y la miseria. Las familias adquirían nuevas cabezas de ganado que llenaban los establos, que habían estado vacíos durante los tiempos comunales. Ganado que cada propietario cebaba con parte del maíz recolectado, engordándolo y vendiéndolo a buen precio; lo que originaba unos ingresos extras para adquirir mejores herramientas, más ganado y más semillas con las que se cultivaban nuevas tierras; por lo que se precisaba la ayuda de nuevos colonos que procedían de la vieja Europa en busca de una vida mejor. La calidad de vida de la gente mejoró, empezando a crearse nuevos empleos y oportunidades de negocio para todos los que quisieran progresar. El sueño americano ya era una realidad gracias a la Libertad y el respeto a la propiedad privada.

    Los colonos puritanos decían que, gracias a Dios, la saciedad reemplazó al hambre. Así empezó a celebrarse el día de Acción de Gracias en los Estados Unidos de América.

    ResponderEliminar
  34. Sr. Anónimo extasiado con la experiencia de Marinaleda: Los no creyentes siempre han denominado a dicha experiencia “la tragedia de los comunes”. Algo conocido desde los tiempos de Aristóteles. Este filósofo griego manifestaba que siempre, por pura lógica, se cuida menos lo que es común que lo privado. El fracaso que supuso la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en el pasado siglo es sólo la prueba más fehaciente de la inviable, ineficaz y estúpida organización socialista.

    Si una persona coge de una canasta colmada de naranjas todas las que quiera sin tener en cuenta de qué forma ha contribuido en llenarla, la propensión para no trabajar recolectando más naranjas y consumir todas las que se puedan es muy alta. Está claro que con el tiempo la canasta se quedará vacía y nadie se preocupará de llenarla. Ni siquiera esos que más naranjas gustan consumir.

    Los peregrinos de Plymouth aprendieron la lección de que la propiedad privada conlleva que todo esfuerzo tenga su recompensa, creando el incentivo necesario para que dicha propiedad se convierta en productiva.

    La economía de mercado, tan odiada por los sectarios liberticidas, facilita que la gente venda libremente lo que le sobra, ya sean bienes o su fuerza de trabajo; comprando lo que le falta para satisfacer sus necesidades.

    Las partes que intervienen voluntariamente en toda transacción se benefician mutuamente e, indirectamente, benefician a toda la comunidad haciéndola más rica con mayor número y diversidad de productos o servicios que satisfacen nuevas necesidades. Productos o servicios que compiten entre sí, lo que deriva en mejor calidad, precios más bajos y mayor poder adquisitivo para toda la sociedad.

    Si garantizamos los derechos de propiedad, los productores saben que el fruto de su esfuerzo, dedicación y trabajo están a salvo de expropiaciones arbitrarias; lo que empuja a que se realicen nuevas inversiones que generan más empleos y mejor retribuidos, al ser la oferta de trabajo mayor que la demanda. Esto facilita que todo trabajador pueda elegir donde le conviene trabajar en función de sus expectativas económicas y profesionales, sin tener que aguantar a un empresario toda la vida como ocurre cuando no hay oportunidades de cambiar de empleo; algo frecuente en el momento en el que una sociedad se sociabiliza pasando a ser la demanda de trabajo mayor que la oferta.

    Si el Estado monopoliza todos los sectores económicos o si decide expropiar a todos los emprendedores su producción y medios de producción, es obvio que éstos ya no volverán a invertir ni a esforzarse más; lo que generará carestía y miseria. Este es el resultado que se repite a lo largo de la historia cuando se implanta un sistema de planificación socialista.

    ResponderEliminar
  35. Menuda gentuza escribe en este blog, vivo en Marinaleda y no teneis ni idea, creeis que con el PP va acambiar? es simplemente lo mismo, sois los primeros que criticais y le comeis la polla a los bancos, solo criticais y sois unos neoliberales, unos neofascistas que solo quieren su bien personal, os jode todo lo que no sea enaltecer al vaticano, meterse con el autentico socalismo, porque el PSOE no lo es! , bueno banda de fascistas aqui os dejo porque algunos estamos estudiando para sacar a Andalcía hacia adelante no como vosotros, VIVA ANDALUCÍA LIBRE!

    ResponderEliminar
  36. Sr. que estudia por Andalucía: Os creéis que tenéis la "superioridad moral" sobre el resto de la ciudadanía que no piensa igual. El marxismo, ya se sabe, se creía en posesión de una verdad absoluta. Desgraciadamente, para sus seguidores sectarios la historia les ha caído encima pero, desafortunadamente, no antes de llevarse por delante a millones de disidentes. El siglo XX es el siglo que más ha masacrado a los hombres en nombre del socialismo.

    La historia del pasado siglo descansó sobre un programa totalitario que se desprendía del material humano excedente porser éste disconforme. Y lo hizo. Y también lo dejó escrito. Busca en las hemerotecas. Hay demasiados millones de muertos ante los cuales recogerse y sobrecogerse. Todo por una ideología ineficiente y sanguinaria como la que defendéis los parásitos del subsidio y la subvención.

    ¿Porqué la economía de mercado o capitalismo democrático, que tan eficaz ha sido en reducir la pobreza en los últimos siglos, sigue siendo una concepción maldita, inmoral y políticamente incorrecta para vosotros?.Algún día cuando se os acabe la subvención, leyendo blogs como el mío, muchos os curaréis de esa enfermedad mental que es vuestra supuesta superioridad moral. Es como una enfermedad infecciosa y grave. Pero la convicción en esa falsa superioridad moral, infundada e improbada, os es absolutamente necesaria para el desarrollo del proyecto socialista despótico. Es preciso engañar a los ciudadanos que los adversarios son los que no comulgan con la secta socialista. Necesitáis arrastrar con vosotros al personal, puesto que los esclavos son imprescindibles para levantar vuestro futuro régimen totalitario.

    ¿Qué tiene de malo una sociedad de personas libres, críticas y autónomas de los recursos del Estado?
    Muchos estáis más interesados en insultar a los que no tragan vuestra basura ideológica que en discutir ideas. No da más de sí vuestra inteligencia por mucho que te empeñes en estudiar por Andalucía.

    Hoy en día que un liberticida, amante de un mundo totalitario, te llame neofascista, neoliberal, o neocon es síntoma de la perversión del lenguaje pseudoprogresista. En otros tiempos nos calificaban como gente bizarra que luchaba por la justicia, la prosperidad y la libertad de los ciudadanos. Dichos vocablos los utilizáis con frecuencia para estigmatizar a los que se dejan mancillar, como el maricomplejin de Rajoy y sus acólitos. Conmigo habéis topado con hueso duro.

    Actualmente que un tipejo liberticida te llame fascista o neoliberal es un honor, porque significa defender las libertades individuales, la ética, los valores humanistas o un sistema por el cual la gente puede elegir libremente a sus gobernantes y gastarse el dinero que honradamente obtiene trabajando, sin que venga el listo de turno y, que en nombre de la colectividad, se lo robe. ¡No estudiéis tanto por nosotros ni por Andalucía! ¡Estamos hartos de los ingenieros sociales o de mentes!, ¡dejaros de inmiscuiros en nuestras vidas de una puñetera vez!

    ResponderEliminar
  37. Sr. que estudia por Andalucía: No soy pepero y si sigues mi blog verás que reparto a diestra y siniestra. Simplemente soy un anarco liberal asilvestrado que lucha por la Libertad y prosperidad de la ciudadanía. En mi bitácora analizo temas que deben ser objeto de reflexión.


    La fórmula para preservar los principios doctrinales comunistas por parte de sus actuales herederos, los abanderados del nuevo socialismo del siglo XXI , camuflados en las faldas de la democracia, es recurrir al disimulo, es decir, a prácticas demagógicas descafeinadas que os otorgan un halo de legitimidad y con la que escondéis hipócritamente la verdadera esencia del sangriento comunismo del siglo XX.

    Gracias a esa táctica, actualmente los principios doctrinales del viejo comunismo continúan gozando de una desvergonzada indulgencia ética entre la población que se deja domesticar. Revel sentenció poco antes de morir: "Ha caído el Muro, pero sólo en Berlín, no en las mentes". Tus insultos y el nerviosismo que te produce comprobar que mi blog lo puede ver libremente cualquier ciudadano, donde no existe censura y te puedes expresar libremente, delata que en tu mente aún queda lo peor de aquel maldito muro.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2