Reflexión para hoy:

     

sábado, 12 de mayo de 2012

La Revolución Liberticida





Cuando los peronistas, de derechas y de izquierdas, no ganaban las elecciones en Argentina hacían todo lo posible para desestabilizar y derrocar al gobierno elegido democráticamente. A esto se denomina  “ democracia cautiva”. Dicho de otra forma, la democracia, para algunos, es válida siempre que gobiernen ellos, los liberticidas.

Muchos españoles creen que la democracia cautiva y el golpismo callejero sólo tiene lugar allende los mares; sin embargo, en España está ocurriendo. Los precedentes iniciales fueron el  “chapote roji-verde” o el “pseudopacifismo del  no a la guerra”; sin embargo el punto de partida principal de un plan que pretende machacar el sistema democrático y desarrollar un ambiente de motín y revuelta callejera en contra de la voluntad mayoritaria de los españoles,  fue el 15 de Mayo del 2011, fecha en la que se cumple ahora el primer aniversario de ese aberrante y manipulador movimiento denominado “Democracia Real Ya”, o “Spanish Revolution”, o “15M”, o “la madre que les parió a todos”.

No es ningún secreto que las ensoñaciones de estos mangutas asamblearios, perfectamente identificados,  son potenciadas y respaldadas desde algunos medios de comunicación, ciertas universidades públicas y de algunos partidos políticos y asociaciones de tendencia liberticida.

Es sabido que los liberticidas tienen sus propias vías, siempre violentas, de expresión política. Incluso en España, los asiduos al “molotov revolucionario” compran la gasolina gracias al apoyo de los liberticidas millonarios del grupo mediático PRISA y del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Recordemos como el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, Vicepresidente del gobierno de España en aquel 15/5/11, adoptó una actitud pasiva frente a la conculcación evidente de la ley, no acatando  las decisiones claras de los órganos jurídicos pertinentes. Así, el movimiento 15M ganó la primera batalla, pero no por su fuerza, que en realidad era y sigue siendo muy reducida, sino por voluntad del gobierno del PSOE, que decidió no actuar. El movimiento 15M siempre ha reflejado una parte marginal de la sociedad española, que trata de imponer una imagen de España "a la griega".

Este movimiento radical, controlado por unos pocos mangutas, y apoyados por los típicos “tontos útiles” necesarios para hacer bulto, trata de cuestionar la voluntad soberana de la mayoría para sustituirla, “por cojones”, por la suya. Para ello, atacan el orden constitucional y la democracia representativa en nombre de una supuesta “Democracia Real” plasmada en ridículas asambleas callejeras en las que concurren los llamados indignados y otros pardillos que se dejan caer por allí. Asambleas en las que pretenden organizar la forma de vida de todos los ciudadanos según su parecer y sin que nadie se lo haya pedido.

Lo importante, para ellos, es crear un verdadero clima de caos y motín callejero que haga imposible un Gobierno democrático apoyado en las urnas. El 15-5-11 fue sólo el comienzo de una estrategia donde las revueltas callejeras serán el pan de cada día. Un despropósito que puede costarle a España, no solo la ruina económica heredada del gobierno infame del PSOE, sino terminar poniendo en peligro el orden constitucional democrático que tanto se merecen los españoles.

El  conflicto es normal  en toda sociedad democrática. Pero un conflicto sano, que no derive en violencia y revuelta callejera. Un conflicto que se plasme en el parlamento, en debates intensos y apasionados entre miembros de distintos partidos e incluso del mismo. Eso sería prueba de una democracia madura y verdadera. Pero en España eso no ocurre. En España cuando algunos liberticidas no gobiernan suelen optar por la vía subversiva  para que la nación sea ingobernable. Es más, antes de soltar el poder aseguran que quede un ambiente envilecido y endemoniado para que los que tomen el poder, legitimados por las urnas, reciban el primer puñetazo.

Los liberticidas en la oposición nunca quieren colaborar con su adversario político para mejorar la vida de los ciudadanos a través del debate político, todo lo contrario, fomentan tácticas revolucionarias para expulsarlo a toda costa; olvidándose del dictamen de las urnas. Esto confirma lo peor de las ideologías liberticidas como el socialismo que, a pesar de su retórica sedicientemente democrática, no creen en la democracia cuando no controlan el poder.

La hipocresía de los liberticidas es patente. En el poder, aceptan el orden constitucional con sus peculiares “cordones sanitarios” para la oposición, pero, no nos engañemos, si están en la oposición, sólo pretenden reventar el orden optando por la vía subversiva, agitando la calle, desbaratando las propuestas del gobierno y fomentando el espíritu antisistema, puesto que la “pasta” y el sistema ya no lo controlan ellos sino los que han querido los ciudadanos ejerciendo su derecho de voto libremente.

Afortunadamente, ¡y porque su futuro está en juego!,  gran parte de la sociedad española ha despertado, rechazando la violencia y la algarada callejera. La sociedad española desea que se disuada y rebaje la capacidad de actuación de estos grupúsculos radicales; y si es necesario usar la porra, pues que se use de forma medida, pero con contundencia y determinación.

También se hace necesaria una estrategia de comunicación coordinada por parte de todos los que amamos el orden y la Libertad, para desactivar la manipulación y la propaganda del mass-media de los liberticidas que, aunque sean capaces de movilizar apenas a unos centenares en la calle, hacen bastante ruido; puesto que siempre una violencia mayor con un número menor de desalmados, abre exactamente igual los telediarios de todas las televisiones y portadas de periódicos.

No sólo el desgaste social  lo sufrirá el Gobierno elegido democráticamente, sino toda la sociedad; si el gobierno en el poder no es capaz de usar toda la contundencia que permite la ley, y que le ha delegado la ciudadanía, para garantizar el orden público frente a esos mangutas piqueteros, amigos de las últimas dictaduras del mundo y que tanto les gusta medrar a la sombra del sindicalismo subvencionado.


PULSAR AQUÍ PARA VISIONAR UNA INTERESANTE COLECCIÓN DE VÍDEOS QUE NOS HARÁ  RECORDAR COMO SE INICIÓ EL MOVIMIENTO LIBERTICIDA DE MANIPULACIÓN DE MASAS DENOMINADO “15M”, “SPANISH REVOLUTION” O “DEMOCRACIA REAL YA”


Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2