Reflexión para hoy:

     

sábado, 21 de abril de 2012

MACHACAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN



Uno de los principales males que aquejan a las democracias es el control perverso de los medios de comunicación por parte de los partidos políticos, sobre todo de aquellos que gobiernan una nación o una parte de su territorio. El control de los medios de comunicación, no sólo pretende reducir las críticas al gobierno de turno, sino que va más allá: Ejercer la ingeniería social. Al igual que en los regímenes totalitarios, en las democracias débiles ese control de los medios de comunicación pretende modificar la sociedad.

El veneno del despotismo se suministra a través de miles de horas de programación cuyo fin es alienar, manipular, adoctrinar y alterar las mentes de los ciudadanos, sus escalas de valores y principios morales. El objetivo es construir una sociedad de ciudadanos acríticos, apesebrados, mansos y amantes de “Papá Estado”. Si Montesquieu tuviera que formular hoy la teoría de la separación de poderes, además de los tres poderes clásicos, hubiera tenido en cuenta un cuarto: Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Mediático.

La realidad es que en el siglo XXI el poder de los medios de comunicación constituye un pilar fundamental de acceso al poder político y de control mental de la ciudadanía. Recuerdo las palabras de Rosa Regàs, la que fue directora de la Biblioteca Nacional de España. Me refiero a esa escritora que representa perfectamente el prototipo de intelectual socialista que sólo excreta iniquidad y sectarismo. Esta mujer entendía el periodismo como una máquina para alimentar a las masas, hambrientas de guía, desconcertadas, indefensas ante la presencia de otras formas de entender la vida que no fuera el pseudoprogresismo liberticida.

 Para tipas como Rosa Regás su ideología sectaria, rancia y casposa lo es todo y por eso hay que, por cojones o por ovarios, metérsela en la cabeza a todo ser humano, ya sea a través del cine, los medios de comunicación o en las aulas. Todos deben ser conformados y moldeados al servicio del sueño socialista; más bien, pesadilla, diría yo.

 Liberticidas como Rosa Regás anhelan un modelo de sociedad en que se adoctrina y alimenta al "pueblo" a base de consignas, basadas en la irreflexión, la falta de raciocinio, el odio y la envidia. Se trata de afianzar la representación paternalista, intervencionista y colectivista que tiene la pseudoprogresía de la sociedad. Todo lo contrario a lo que los liberales entendemos como sociedad, es decir, esa compleja y amplia red de relaciones interpersonales creada por individuos libres, interdependientes, solidarios, soberanos, emprendedores, responsables, dueños de su vida y de su destino.

 Todos sabemos que la televisión y la radio siempre han tenido una gran importancia en el esquema propagandístico de los socialistas; y en menor medida la prensa escrita, puesto que sus lanares seguidores suelen tener poca afición a la lectura. Un esquema propagandístico en el que más que ideas lo que se transmiten son emociones y prejuicios adquiridos. “La gente vota sentimientos conocidos y arraigados, no argumentos" como claramente afirmó en su blog, el socialista español Jordi Sevilla.

 Os invito a que visionéis el video siguiente, titulado ”Socialismo: la máquina de crear pobres” . Fijaos en Chávez, de cómo afirmaba, para engatusar a los ciudadanos venezolanos, que iba a respetar la pluralidad de medios de comunicación; sin embargo ha cerrado televisiones privadas y revocado licencias de centenares de emisoras de radio; en todos los casos, por mostrar discrepancias con su sueño de dictadura comunista venezolana

 

 Para Hugo Chávez no fue suficiente obligar a todas las emisoras de radio y televisión de Venezuela a transmitir en cadena nacional, durante miles de horas, sus inacabables y tediosos discursos, sus zafiedades y malos chascarrillos. Tampoco ha sido suficiente poseer un ingente número de canales de propaganda oficial: VTV, Vive, ANTV, TVES y Telesur, centenares de periódicos, decenas de televisiones y centenares de estaciones de radio. Todo eso no fue suficiente, incluso su idea era meter preso a todo aquel que se atreviera a informar u opinar algo que le desagradara.

 A Chávez, como buen socialista, le ha fascinado siempre la figura de "delito mediático" con la finalidad de "regular la libertad de expresión", metiendo entre rejas a todo periodista díscolo, los cuales ya estaban sometidos a las permanentes amenazas y extorsiones del Estado así como de los violentos grupúsculos pseudobolivarianos.

 A los liberticidas como Hugo Chávez, el de Venezuela; o como Manuel Chávez, el de Andalucía (España), nunca les ha interesado que la ciudadanía se informe de los mangoneos políticos, del aparatoso descalabro de su gestión económica, del incremento del desempleo, de la escasez de artículos de primera necesidad. Los tipos como Chávez/Chaves intentan crear nuevos súbditos, destruyendo su legítimo derecho a conocer lo que está sucediendo en su tierra y la forma en que el socialismo del siglo XXI está destruyendo su futuro. La diferencia entre el régimen del Chaves andaluz, hoy continuado por su pupilo Griñán con la compañía de los comunistas de Marinaleda; y el de Chávez venezolano, es sólo de grado.

En lo sustancial comparten de forma rotunda el mismo fin. Otro liberticida, el que fue consejero socialista en Andalucía, Enrique Linde; afirmó lo siguiente, con respecto al reparto de licencias de radio: “Tampoco veo tan mal que diez emisoras se hayan dado a personas que tienen un planteamiento ideológico de izquierdas, por ejemplo…Por el espectro sociológico de Andalucía parece que la medida se hubiera quedado corta, porque realmente personas que estén próximas a la órbita de lo que representa el Partido Socialista parece que proporcionalmente hay mucha más” ( Diario de Sesiones, Parlamento de Andalucía, 18 de diciembre de 1985, página 5323).

O sea, a más votos más emisoras, confundiendo la mayoría política, que en una democracia sana es siempre efímera y respetuosa con las reglas del juego, con una mayoría de poder que modifica a su antojo dichas reglas para apuntalar un poder exclusivo y vitalicio en el seno mismo de las estructuras democráticas. Está claro que en toda verdadera democracia, en la que rige la separación de poderes y el Estado de Derecho, la existencia de medios de comunicación críticos con el gobierno se considera una expresión de pluralismo y todos los poderes públicos deben velar por preservar ese pluralismo en beneficio de todo el sistema. Parece que en una parte de España, denominada Andalucía y que pretende convertirse en la “Cuba revolucionaria europea”, les incomoda sobremanera que algo así suceda. He aquí la prueba:
http://www.goear.com/listen/e1cc17e/machacar-la-libertad-de-expresion-01-wwwlodicecincinatoblogspotcom

- http://www.goear.com/listen/7178e15/machacar-la-libertad-de-expresion-02-wwwlodicecincinatoblogspotcom-

  http://www.goear.com/listen/5c2af07/machacar-la-libertad-de-expresion-03-wwwlodicecincinatoblogspotcom-

   

Volviendo a Montesquieu. El mayor peligro para la Libertad es la concentración absoluta del poder en forma de despóticas monarquías absolutas o de regímenes totalitarios, por eso es tan necesaria la separación de los poderes del Estado. Sin la separación de poderes no es posible sistema democrático alguno. Actualmente la separación de poderes entre el legislativo, judicial y ejecutivo no es suficiente para garantizar el equilibrio entre poderes y su consiguiente garantía de los derechos del individuo.

Un nuevo poder, el de los medios de comunicación, está adulterando el espíritu democrático hasta reducirlo a una mueca formal, incapaz de mejorar la libertad y la igualdad de los ciudadanos ante la ley. Hoy ninguna fuerza política puede ostentar el poder o ganar unas elecciones, aunque las encuestas estén en contra como ha sucedido en Andalucía (España), sin el patrocinio de los medios de comunicación.

 Más allá de la bondad o maldad del mensaje político, sólo existe lo que sale en la televisión o se escucha en la radio. Controlar la maquinaria mediática es fundamental. Dominar los medios de comunicación para la casta política es tan vital, como el control del armamento en un conflicto bélico. A continuación, os dejo unos vídeos que realicé hace tiempo, anunciando que la Libertad de Expresión tenía los días contados en
España


.

Videos tu.tv


Videos tu.tv

Videos tu.tv


ENTRADAS RELACIONADAS:

10 comentarios:

  1. Fíjate que te voy a dar la razón en eso de que las televisiones públicas funcionan como medios propagandísticos, cuando no, idiotizantes. Y que por tanto un medio de comunicación, de ser público, debería ser completamente independiente del gobernante.
    Lo que sí te voy a decir, que la solución no es únicamente la privatización sin más, o la creación de televisiones privadas.
    Porque como se viene demostrando, la mayoría acaban siendo manejadas también por los partidos políticos.
    Porque si quieres hablamos de algún ejemplo, como el de telecinco. No sólo porque cuando escucho los telediarios suyos (y los de antena 3) me parece que escucho el mensaje del PP. Peor aún es que los programas de telebasura copan su programación. Y a bien seguro que eso no ayuda a pensar a la gente que se engancha a esos programas (y por su audiencia no es que sean pocos).
    Y con la sexta podríamos decir lo mismo pero con el PSOE. Y la tve hasta ahora parcialmente.
    Y dirás lo que quieras pero intereconomía por ejemplo, también está manejada por poderes oscuros.

    ResponderEliminar
  2. Compartimos la visión de que el Estado como actualmente lo conocemos, es un circo donde una serie de mafiosos campan a sus anchas, manejando los hilos para perpetuar dicha situación.
    Lo que pasa que más allá de eso, yo veo que buena parte de las grandes empresas, nacionales y extranjeras, se aprovechan de la situación. Con lo cual la cosa deja de tener un enemigo único.
    Por eso pienso que te equivocas al identificar al anterior gobierno como erróneo por ser socialista. Porque precisamente un gobierno que bajó el impuesto de sociedades e indultó a más de un banquero no tiene nada de socialista. Aunque luego aplique alguna medida feminazi (distorsión grave del feminismo) o keynesiana (que quede claro que keynes era capitalista, no liberal puro pero capitalista). El socialismo tiene muchos errores y no me gusta, pero creo que te equivocas al culpar al anterior gobierno por serlo. Y creo que el liberalismo no es la panacea; ni de lejos. Y menos aún entremezclado con el capitalismo de estado actual. Cosa que te critico que no critiques; porque criticas al Estado, pero no a los empresarios que se aprovechan de ello y ayudan a perpetuar la situación (y son muchísimos).
    Más bien habría que decir que las medidas que nos han traído hasta aquí son el no saber (aunque problablemente el no querer) plantarle cara a la burbuja inmobiliaria, bajar el impuesto de sociedades en tiempos de bonanza (cayó el ingreso del Estado), el planteamiento de medidas keynesianas ineficaces (¿arreglar aceras?), el amiguismo con grandes empresas, y en última medida y fundamental, el claudicar su poder en el del BCE y FMI. Entramos ya en un punto muy obscuro que sigue gobernando este país. Porque esta crisis es artificial; si no, el BCE no regalaría dinero a los bancos en la compra de deuda soberana (regalar dinero no es libre mercado). De hecho según varios catedráticos de la universidad en que estudio, ya tendríamos superhávit si el BCE nos hubiera defendido de los que apuestan a la quiebra del Estado. Luchar contra el Estado es correcto, si luchas por transformarlo, luchando contra su falta de ética, igual que contra la falta de ética de los poderes económicos. Si luchas para eliminarlo sin luchar también contra los grandes poderes económicos, eres un iluso que cree en el cuento de hadas del libre mercado (demostrado que no responde a las necesidades de todo ser humano ético, y que no lleva a las sociedades al igualitarismo; sólo lo acerca a ese punto en sociedades excesivamente desiguales; ahora súmale que los grandes entes económicos van a dificultar el funcionamiento del libre mercado).
    Por eso la solución que yo planteo es la de mejorar el Estado, en contraposición a tu punto de vista, que es más cercano a eliminarlo.
    Mejorar el Estado, pero ¿cómo?
    Garantizando la máxima transpariencia. Modificando leyes electorales. Extinción de privilegios. Democracia participativa. Pilares básicos de la democracia completamente transparentes e independientes (incluyo también los medios de comunicación como comentabas).
    El gobierno tendría poderes mínimos, básicamente de gestión; completamente transparentes para que todos sepamos que trabajan correctamente.
    Posteriormente se atacan los poderes económicos corruptos.
    Nacionalización de toda aquella empresa que se corrobore que ha actuado ilegalmente en perjuicio de la ciudadanía.
    Todo lo público debe ser completamente transparente. No se puede decir que algo sea público si no es pública toda la información de su funcionamiento.

    ResponderEliminar
  3. Pero todo esto es posible únicamente sobre el verdadero pilar: el de la ética.
    El Estado puede actuar sin ética o con ella (créeme cuando te digo que puede). El empresario puede actuar sin ética o con ella.
    El ciudadano de a pie puede actuar sin ética o con ella.
    El problema fundamental de nuestra sociedad es que:
    Prácticamente todos, si no todos, los Estados (incluyendo toda la clase política) actuales funcionan sin ética.
    Muchísimos grandes empresarios actúan sin ética.
    Bastantes pequeños empresarios y gente corriente actúa sin ética.
    Porque el empresario que se aprovecha de la situación en China para tener trabajadores hacinados en naves donde trabajan 15h y duermen, o el que aprueba negociar con empresas que esclavizan a niños de la India para obtener mano de obra más barata y así ser más "competitivo" actúa sin ética
    Así como el que siendo director de un hospital (privado como todos los de allí) norteamericano le niega la asistencia a un indigente con ataque cardíaco por miedo a que luego no le vaya a pagar, actúa sin ética.
    Hagamos primero una revolución ética. Y ya después discutamos si vamos a eliminar el Estado o vamos a limpiarlo y usarlo como herramienta de toda la ciudadanía para de perpetuar el buen funcionamiento de las cosas.
    Lo que no puede ser es que me vengas con la historia de que todo empresario es benefactor y todo ente público ineficaz.
    Porque entonces explícame qué punto singular hay en la función que define esa ineficacia, en el hecho de que entre el 10% de mejores univerdidades del mundo, se sitúen todas las públicas española, y sólo tres de las privadas de España. O en el hecho de que relacionando la producción científica por habitante con el porcentaje de gasto en I+D+i, resultamos ser uno de los cuatro países más eficiente del mundo.
    Puedes mentir y decir que sólo se obtiene la eficiencia en el libre mercado. Pero la verdad es que su distribución de la riqueza deja mucho que desear. Y parece que alguno liberales sólo perseguís cargaros que podamos recibir una formación de muy alto nivel sin pagar las millonadas que se pagan en EEUU, a cambio de que algunos millonarios se forren un poco menos.
    La libertad económica no está por encima del derecho a poder estudiar o recibir atención sanitaria aún no teniendo recursos suficientes para costeármelos por vías privadas. Y no soy ningún ogro liberticida. Es sólo que sois unos derechizidas, si se puede decir el palabro.
    Porque eso de que si no me puedo pagar una educación es que no me la merezco es puro juego antiético. No es tan fácil eso de libertad para todos; más cuando lo que pretendéis está más cerca del libertinaje. Porque si quieres aplicamos de demostración el liberalismo puro un añito y ya verás cómo íbamos a acabar, cuando los grandes y éticos empresarios no donaran ni la calderilla de sus monederos.
    La economía no está por encima de las personas. Está para cumplir las necisidades de las personas. El problema es cuando favorecéis un modelo económico que suple miles de veces las necesidades para unos pocos y no responde a las de muchísimos. La solución no es el socialismo. Pero tampoco el liberalismo salvaje que propones.

    ResponderEliminar
  4. http://acratasnew.blogspot.com.es/2012/04/crisis-economico-financiera-el.html

    ResponderEliminar
  5. Imagino que ni muestras los mensajes ni los respondes porque no habrás podido. Porque sería infinitamente hipócrita que precisamente en este post que se titula "MACHACAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN" y donde lanzas un grito contra la manipulación de los medios de comunicación y en favor de la libertad de expresión, censuraras mis mensajes.
    Por cierto; cómo quieres que se muestre la libertad de expresión del lector en la parte de los votos al mensaje, si todas las opciones son positivas. Que digo yo que como humanos nos podremos equivocar a veces; que no existe un pensamiento único; que como personas podemos discordar en ocasiones . Y todo sistema que no lo asuma, es antihumano estructuralmente de por sí.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. La base del capitalismo está en asumir que todo altruismo es la base de destrucción del propio capitalismo. Ayn Rand.
    Sé que en el fondo defiendes ideas muy justas. No creas que yo intento hacerlo menos.
    Imagino que no defiendes el capitalismo de Ayn Rand. Pero al final acabáis haciéndolo; aunque no lo vayáis buscando.

    ResponderEliminar
  8. A la gente no se la obliga a engancharse a los programas basura, lo hace voluntariamente. ¡Amigo, estás en España y la gente vota y piensa con el culo no con la cabeza!. Como todo aquel que se aprecie de ser anarco liberal asilvestrado, desconfío de la clase política, por eso yo no me siento estafado por los que nos gobiernan ni por los que esperan gobernar, sino por todo un país de tarugos cautivos por la consigna del partido. Y ya sabemos que cuando una mayoría de gañanes votan con el culo, del culo sólo puede esperarse que salga mierda.

    La diferencia entre una televisión pública manipulada y una privada supuestamente manipulada, como tu afirmas: es que la primera me cuesta dinero y la segunda no. Eso ya dice mucho. Y si manipula allá el que se deje manipular. Yo ejerzo mi soberanía a través de mi mando a distancia. Y así debería hacer todo el mundo.

    No sé si el liberalismo será o no la panacea, cuando se ejerza en algún sitio al 100% lo podremos comentar. Lo que sí es la panacea es la LIBERTAD y eso poco se puede discutir. Vivir en LIBERTAD no significa imponer a otros conciudadanos, en un determinado espacio, una ideología en forma de consignas populistas.

    Vivir en LIBERTAD es algo bueno y posibilita que los ciudadanos sean independientes del Estado; por eso todos los tiranos mantienen su poder a base de despojar la LIBERTAD a los individuos. Lo más triste de la historia de la humanidad es que casi todo el tiempo unos pocos han dominado a los demás obligándolos a vivir sin LIBERTAD.

    La LIBERTAD se caracteriza por la tolerancia y apertura ante todas las posiciones, siempre que respeten la vida y la propiedad, así como por la defensa de los individuos para elegir su futuro. En una sociedad libre nadie debe poseer a otro porque cada uno es dueño de sí mismo, esto es la base de la prosperidad de las naciones puesto que la gente libre tiene absoluta capacidad para administrar sus vidas sin necesidad de que ningún iluminado les guíe. En esto se basa la LIBERTAD individual, pero si La LIBERTAD no se usa se oxida.

    La LIBERTAD es buena no sólo por los resultados económicos positivos sino por el respeto a la integridad física y la LIBERTAD del prójimo, algo que nos caracteriza a todos los que creemos en ella. Con el nacionalsocialismo de Hitler el sistema económico era muy eficaz para el nazismo, pero no para los 6 millones de judíos explotados y asesinados después.

    La LIBERTAD propia de un mercado libre te permite elegir a un proveedor de bienes y servicios entre un ingente número o entrar en competencia con ellos como una forma universal de potenciar y mejorar el bienestar de la sociedad satisfaciendo necesidades y creando riqueza, siendo todos iguales ante la Ley y sin favoritismo o discriminaciones positivas hacia unos empresarios en particular como ocurre en el capitalismo de Estado o mercantilismo, es decir, con el socialismo, ya sea de izquierdas o de derechas.

    La economía de mercado se caracteriza en una forma concreta de entender la economía y la sociedad en la que se desenvuelve, consistente en el reconocimiento del derecho de toda persona a lograr sus objetivos, con un sólo límite marcado por el respeto de la LIBERTAD de los demás, es decir, la LIBERTAD de uno termina donde empieza la de otro. En el ámbito económico esto quiere decir el respeto a la propiedad privada y el cumplimiento de los contratos.

    Lo único que nos salva de la monstruosa burocracia propia de regímenes totalitarios es su ineficiencia. Una burocracia eficiente representa el mayor peligro para la LIBERTAD. Sería como condenar a la humanidad a la esclavitud perpetua.

    ResponderEliminar
  9. Tampoco la LIBERTAD es sólo un tema político; si lo fuera, únicamente necesitaríamos un partido político llamado LIBERTAD y votarle. La LIBERTAD es algo más. La LIBERTAD afecta a los valores y creencias del ciudadano, del individuo; no del grupo o la comunidad puesto que no existe la ética colectiva al igual que no existe la LIBERTAD de los pueblos, sino de las personas.

    La LIBERTAD, la moralidad y la dignidad humana del individuo consisten precisamente en que hagamos el bien no porque estemos forzados a hacerlo, sino porque libremente lo concebimos, lo queremos y lo amamos. La vida, la LIBERTAD y la propiedad no existen por razón de leyes hechas por el hombre sino que son anteriores a aquello que hizo a los hombres legislar por primera vez.

    La LIBERTAD no se mendiga, se ejerce. La LIBERTAD no debe ser una concesión del órgano de poder, sino el ejercicio de un derecho inherente a la propia persona. A medida que las naciones se hacen corruptas y viciosas, aumenta su necesidad de amos que babean igualdad. Una igualdad impuesta no es sinónimo de LIBERTAD porque el uso de la fuerza para conseguir la igualdad destruye siempre la LIBERTAD.

    La LIBERTAD garantiza la oportunidad de los que hoy tienen poco de convertirse en los pudientes de mañana y, en el proceso, posibilita a todos disfrutar de una vida más rica y plena. No olvidemos que todo aquello que resulta ser grandioso e inspirador es creado por individuos que pueden trabajar en LIBERTAD. La gran virtud de la economía de mercado o capitalismo democrático como sistema natural de producción e intercambio de las sociedades libres es que se obliga a los individuos a favorecer al prójimo, tanto al conocido como al extraño. Y es que, para que cada uno satisfaga sus propias necesidades, debe satisfacer, de la mejor manera posible, la de otros.

    El déspota de Lenin dijo: ¿LIBERTAD?, ¿Para qué? Con esto se entiende perfectamente la aversión que le tienen los liberticidas.

    ¡Sí, el mayor enemigo de los liberticidas es la gente que vive en LIBERTAD!. La mayor herramienta que tiene la LIBERTAD para generar prosperidad y riqueza para toda la sociedad es la economía de mercado, por eso la odian tanto.

    Exclusivamente con el socialismo, de izquierdas o de derechas, se doblega y esclaviza a las masas, no sólo creando dependencia, sino utilizando un poder inmenso basado en la coacción sectaria y la mentira. Mentira incrustada en el cerebro de la población a través de la propaganda.

    La LIBERTAD es todo lo contrario. La LIBERTAD se basa en la verdad, en el principio ético de respeto y no agresión. Sólo la LIBERTAD posibilita el verdadero progreso y la felicidad de los ciudadanos.

    La LIBERTAD siempre es una cuestión de ahora o nunca. La LIBERTAD es una llama que ha de ser constantemente mantenida y protegida, por eso el árbol de la LIBERTAD tiene que ser regado con la sangre de sus defensores cada cierto tiempo.

    ResponderEliminar
  10. ¿Que no critico a los empresarios? Por ejemplo, recuerda al indeseable Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), o sea, expresidente de la patronal, organización inútil que también vive a costa del bolsillo de los contribuyentes como lo hacen los sindicatos mafiosos. El empresario se quedó a gusto diciendo que "se puede poner un paréntesis a la economía libre de mercado". ¡¡ Para que Papá Estado te salve el cuello claro!! ¿No es cierto Gerardin?. La verdad es que es difícil encontrar un empresario liberal y amigo del gobierno a la vez, puesto que los empresarios amiguetes del gobierno de turno odian el libre mercado porque supone libre competencia.

    ¿Crees que un auténtico liberal diría una salvajada así? El interés de Díaz Ferrán y muchos falsos liberales amigos o palmeros del gobierno de turno no es que ni el mercado ni la sociedad sean libres de la coacción del Gobierno, sino forrarse con ayudas públicas a costa del pagador de impuestos.

    Los amantes del intervencionismo público son perversos porque les consta perfectamente que la actual crisis financiera en ningún caso ha sido provocada por políticas liberales que, por cierto, nunca se han aplicado puesto que el prototipo liberal es incompatible con la clase política tal como hoy la entendemos.

    Los principales culpables de todo son los políticos intervencionistas y sus juguetitos llamados bancos centrales (instituciones socialistas por antonomasia) que gracias a sus intervenciones arbitrarias, como la de los tipos de interés, nos han llevado al desastre. Ésta es la primera prueba de que ni el mercado libre ni el liberalismo político existen.

    ¿A que se han dedicado en las últimas décadas el FMI, El Banco Mundial, la OMC, la Reserva Federal norteamericana, la ONU, los Bancos centrales, el G8, el G20, la Comisión Europea y toda la patraña de organismos intervencionistas públicos? Sobran reglamentos y controles, y falta, cada vez más, libertad individual en un escenario global de economía de mercado y Estado de derecho.

    Casi la totalidad de la casta política corrupta lleva años y años implementando políticas intervencionistas cuyo tufillo es propio de un rancio marxismo. Políticas que sutilmente disfrazan en lo que viene a llamarse socialdemocracia. Sólo la Libertad es fuente de prosperidad, justicia y bienestar. Esto lo saben muy bien todo pseudocomunista de jamón ibérico de jabugo pero que no van a vivir a Cuba para no tenerse que comer el hueso.

    ¿Mejorar el Estado? Lo único que debemos hacer con el Estado es limitarlo al máximo porque cuando el Estado termina por controlar toda la vida económica de un país el resultado es el recorte de libertades, la extensión de la miseria y la corrupción generalizada de la casta política, que se hace todopoderosa y acaba por utilizar, en beneficio propio, el enorme poder de que dispone. ¡ Joder, esto ya se sabe! No hay más que echar un vistazo a otros países que fueron prósperos y ahora son tercermundistas.

    No miento, lo que garantiza la educación y la sanidad de calidad para todos es el “cheque sanitario” y el “cheque escolar” respectivamente. Infórmate primero y luego hablamos.

    Tenemos mucho en común y eso es positivo. La gente con raciocinio y ética son los que pueden mejorar el mundo aunque discrepen de base.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2