Reflexión para hoy:

     

sábado, 14 de enero de 2012

Tema 25. PRINCIPIOS ESENCIALES DE LA TEORÍA DEL CAPITAL





Introducción. La acción humana como conjunto de etapas subjetivas. Repaso de conceptos básicos.

En principio, puede definirse la acción humana como todo comportamiento o conducta deliberada.

El hombre, al actuar, pretende alcanzar unos determinados fines que habrá descubierto que son importantes para él. Se denomina valor a la apreciación subjetiva, psíquicamente más o menos intensa, que el actor da a su fin.
Medio es todo aquello que el actor subjetivamente considera que es adecuado para lograr un fin. Llamamos utilidad a la apreciación subjetiva que el actor da al medio, en función del valor del fin que él piensa que aquel medio le permitirá alcanzar.

Los medios, por definición, han de ser escasos, puesto que si no fueran considerados escasos por el actor cara a los fines que pretende lograr, ni siquiera serían tenidos en cuenta a la hora de actuar.

Fines y medios no están "dados", sino que, por el contrario, son el resultado de la esencial actividad empresarial del ser humano, que consiste precisamente en crear, descubrir o, simplemente, darse cuenta de cuáles son los fines y medios relevantes para el actor en cada circunstancia de su vida.

Una vez que el actor cree haber descubierto cuáles son los fines que le merecen la pena, se hace una idea de los medios que cree que se encuentran a su alcance para lograrlos, e incorpora unos y otros, casi siempre de forma tácita, en un plan de actuación, que decide emprender y llevar a la práctica como resultado de un acto de voluntad. El plan es, por tanto, la representación mental de tipo prospectivo que el actor se hace sobre las distintas etapas, elementos y posibles circunstancias que puedan estar relacionadas con su acción.

El plan es una ordenación personal de la información práctica que posee y va descubriendo el actor, dentro del contexto de cada acción. Además, puede afirmarse que toda acción implica, conforme se va generando nueva información por parte del actor, un proceso continuo de planificación individual o personal en el que el actor está continuamente concibiendo, revisando y modificando sus planes, conforme descubre y crea nueva información subjetiva en cuanto a los fines que se propone y a los medios que cree que se encuentran a su alcance para lograrlos.

Además, la acción humana siempre se desarrolla en el tiempo, pero entendido no en su sentido determinista o newtoniano, es decir meramente físico o analógico sino en su concepción subjetiva, es decir, tal y como el tiempo es subjetivamente sentido y experimentado por el actor dentro del contexto de su acción. Según esta concepción subjetivista del tiempo, el actor siente y experimenta su transcurso precisamente conforme actúa, es decir, conforme se dé cuenta de nuevos fines y medios, diseñando planes de actuación y culminando las distintas etapas que constituyen cada acción. En la mente de todo ser humano se produce, cuando actúa, una especie de fusión entre las experiencias del pasado que recoge en su memoria y su proyección simultánea y creativa hacia el futuro en forma de imaginaciones o expectativas referentes a las distintas etapas que constituyen el proceso de acción que desarrollará en el futuro.

Futuro éste que jamás se encuentra determinado a priori, sino que se va imaginando, creando y haciendo paso a paso por el actor. Por eso el futuro es siempre incierto, en el sentido de que aún está por hacer y el actor sólo tiene de él ciertas ideas, imaginaciones o expectativas que espera hacer realidad mediante la culminación de las etapas que ha imaginado que van a constituir su proceso de acción personal. Además, el futuro está abierto a todas las posibilidades creativas del hombre, y el actor continuamente puede modificar tanto los fines que persigue, como variar, reordenar y revisar las etapas de los procesos de acción en los que se ve implicado. El tiempo es, por tanto, una categoría de la Ciencia Económica inseparable del concepto de acción humana.

No cabe concebir una acción que no se efectúe en el tiempo, que no dure tiempo. De la misma forma, el actor precisamente siente el transcurso del tiempo conforme actúa y culmina las distintas etapas de su proceso de acción. La acción humana, que siempre pretende conseguir o lograr un objetivo o acabar con un malestar, ineludiblemente, dura tiempo, en el sentido de que exige la realización y culminación de una serie de etapas sucesivas. Por tanto, puede concluirse que lo que separa al actor de la consecución de su fin es un periodo de tiempo entendido como la serie sucesiva de etapas que constituyen su proceso de acción.

Dinero, Crédito Bancario y Ciclos Económicos, Jesús Huerta de Soto



1/7. La Ley de la Preferencia Temporal





2/7. Bienes de Capital y Ahorro (1/4)





3/7. Bienes de capital y Ahorro (2/4). Robinson Crusoe.





4/7. Bienes de Capital y Ahorro (3). Coordinación Intertemporal.





5/7. Bienes de Capital (y 4). Economía Moderna.





6/7. Sociedades Ricas y Sociedades Pobres.





7/7. Reconvertibilidad de los Bienes de Capital







2 comentarios:

  1. ¿Existe algún libro que resuma la escuela de economía austríaca en un solo volumen y actualizado al siglo XXI?

    No quiero leer todos los libros de Mises y Hayeck (que tratan de temas no contemporáneos en el sentido estricto de la palabra) si es posible descargar en la red un tomo que los resuma y muestre sus aplicaciones a los tiempos actuales.

    He oído decir que es una teoría que explica muchos aspectos de la actual crisis económica, pero comoquiera que no soy economista pues no sé exactamente por donde empezar.

    Si pudieras recomendarme algún título te estaría muy agradecido.

    ResponderEliminar
  2. “La economía en una lección”. Un libro del pasado pero que parece escrito hoy. Un libro ameno donde podemos comprobar que nunca aprendemos de nuestros errores y seguimos repitiéndolos.

    http://www.hacer.org/pdf/Hazlitt01.pdf

    Otro más actualizado y bastante instructivo es el siguiente:

    “El liberalismo no es pecado” de Carlos Rodríguez Braun y Juan Ramón Rallo.

    Pero si no te apetece leer y quieres aprender economía de verdad, puedes disfrutar de unas entretenidas y auténticas clases de economía que en pocas universidades se imparten. Te aconsejo que pulses en el enlace de la izquierda titulado: LECCIONES MAGISTRALES DE ECONOMÍA

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2