Reflexión para hoy:

     

domingo, 29 de agosto de 2010

Los aspirantes a lumbreras no defienden ideas porque no las tienen


El Partido Popular de Rajoy es un conglomerado en el que se sienten a gusto esos tipejos pijos que se han metido en política para medrar y aparentar. Son gentecilla con poco carácter, modorros, pastueños, sin capacidad de reacción, caracterizados por su aborregamiento lanar, pulcramente mojigatos, que han utilizado poco el transporte público en hora punta para ir al curro y que se echan a temblar cada vez que los llaman franquistas.

Estos aspirantes a lumbreras no defienden ideas porque casi no las tienen, salvo el ansia de ocupar cargos políticos y pisar moqueta. Son gente que no viven a pie de calle, que no tiene que comer en baretos de polígonos industriales o sentarse en cuatro ladrillos manchados de cemento para devorar rodajas de embutido o un gélido filete empanado que flota entre pimientos fritos dentro de una tartera.

En el Partido Popular debe practicarse con urgencia una purga de pijos acomplejados, empezando por Rajoy, Mato, Arenas, Gallardón, Soraya, Cospedal y demás cuadrilla. Sus puestos deben ser ocupados por gente del pueblo que represente realmente a esa ciudadanía inteligente, honrada, bizarra y de principios.

Actualmente al pusilánime Partido Popular sólo lo sostiene el fuerte rechazo de gran parte de la ciudadanía a ese maldito futuro que la Alianza liberticida desea para España.

El Partido Popular sobrevive hoy en día no como alternativa eficaz y de futuro sino como un mal menor. El Partido Popular de Rajoy ha perdido por completo la iniciativa.

Es vital y urgente que esa iniciativa la tomen otros militantes de base que tengan muy claro que no ser votante del PSOE no es delito ni deshonra sino todo lo contrario; es defender la propiedad privada contra el robo institucionalizado; es defender el estado de derecho contra la delincuencia y la corrupción política; es defender el libre mercado contra el intervencionismo socialista; es defender la creación de riqueza contra la generalización de la pobreza; es defender el derecho al trabajo contra el desempleo forzoso; es defender la enseñanza de calidad contra el adoctrinamiento político; es defender la familia contra el aborto; es defender los valores cívicos y principios éticos contra la consigna y lo políticamente correcto; es defender la solidaridad entre españoles contra la desintegración y la conflictividad.

1 comentario:

  1. Sería bueno un partido con más trabajadores y menos opositores y burócratas.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2