Reflexión para hoy:

     

sábado, 12 de junio de 2010

Especuladores



Es ridícula esa ilusión por la que se cree que existe una especie de organización internacional que conspira para arruinar a España. ¡Joder!, para arruinar a España basta sólo con Zapatero.

Ese cuento de los especuladores incrustado firmemente en muchas mentes mediocres también nos demuestra la cantidad de zotes que existen en los medios de comunicación de masas, la mayoría mercenarios de los déspotas del poder y muy analfabetos en el tema económico.

¡Tomad nota!: Normalmente la gente previsora y responsable de su vida suele ahorrar un dinerillo con el que abre un depósito bancario a interés fijo o variable; o compra directamente acciones y bonos de renta fija; o bien participa en un fondo de inversión o invierte en un plan de pensiones. ¿Y para qué?, pues muy sencillo, ¡especula!, es decir, esa gente piensa en su futuro y la forma de incrementar sus ingresos para hacer su vida un poco más desahogada: -Vamos a ver, compro acciones de Repsol porque están muy baratas y creo que tienen que subir, es una empresa sólida, más tarde o más temprano subirá- Y compra, arriesga su dinero. ¿Especula? Si, o invierte en bolsa, da igual como se llame. Es una actuación voluntaria y libre que puede generar pérdidas o ganancias. Los ciudadanos utilizan su dinero para calcular el valor real de una cosa esperando un beneficio por que creen que su decisión va a ser acertada complementando así su sueldo mileurista o su modesta pensión. Es su dinero y con su dinero, ya sea mucho o sólo unos euros invertidos en media docena de acciones que les reporten unos pocos dividendos hacen lo que les da la real gana y asumen, en su caso, las pérdidas ¿Está claro?

Entonces, ¿Qué son los especuladores?, pues algo tan sencillo como millones de ciudadanos repartidos por todo el planeta que juegan con su dinero directamente o a través de un fondo de inversión comprando acciones o renta fija, es decir, a ver que es lo que sube y lo que baja; a ver con que pueden ganar o pueden perder. Es obvio que si un especulador arriesgara su dinero contra la estabilidad o la credibilidad de una moneda de un país fuerte y estable, perderá su dinero con total seguridad.

Los especuladores son imprescindibles en la economía de mercado donde prevalece la Libertad y el respeto al prójimo, sobre todo a su propiedad privada. Los especuladores son gente como tu y yo que hacen un bien, es decir que acercan las cosas a su valor real. Los astutos especuladores sirven para poner las cosas en su justo precio. Que están sobrevaloradas, las subvaloran jugándose su dinero a la baja porque saben que eso tiene que bajar y como vale menos de lo que se dice ganan dinero; al revés, que algo está subvalorado, lo sobrevalora apostando al alza porque irremediablemente tiene que subir y ganan así dinero. Repito, se juegan su dinero y normalmente lo que hacen es acercar las cosas a su valor real.

Eso de que la especulación es un delito, tal como lo denominan algunos delincuentes intelectuales, es sólo una gansada más propia de liberticidas gilipollas. Es propio de memos llamar delincuente a cualquier ahorrador del mundo; ya sea un electricista chileno que abre un fondo de inversión o una ama de casa portuguesa que invierte unos ahorrillos en la compra de acciones con la idea de conseguir un beneficio extra que complementen su pensión de viudedad.

Sólo existe un crimen económico: que es gastar más de lo que se ingresa. Entonces la policía debería detener a Zapatero lo antes posible porque gasta el doble de lo recaudado. ¡Eso si es un delito! Porque ese monstruoso gasto de los manirrotos que nos desgobiernan significa que alguien lo tendrá que pagar, tanto esta generación como las venideras. Ya no se repararán baches en las carreteras o se construirán nuevos centros de atención a minusválidos dependientes porque habrá que pagar la deuda estúpida originada con ingentes gastos caprichosos realizados durante años como fue la Cúpula que les hizo Barceló a los suizos, estudios carísimos e inútiles como aquel que trataba sobre el grado de hibridación entre la codorniz común y la codorniz japonesa; o informes millonarios para justificar el dinero público que se daba a los amiguetes como aquel que versaba sobre la concha brillante en Cataluña........ y muchos más gastos despilfarradores del erario público que detallarlos harían interminable este texto.

Los rumores por los que se guían los especuladores jugándose su dinero funcionan cuando no se tiene confianza en un gobierno, porque algunos gobiernos mienten continuamente. Si existe un gobierno serio y eficaz, desde luego que nadie especulará contra él porque perderá su dinero. Es así de sencillo.

Todos los rumores negativos se fundamentan en una mala situación y cuando hay dinero de por medio la gente se lo juega en base a ellos; ¡y si funcionan los rumores por algo será! ¿Habéis visto a alguien que difunda el rumor de que la inmensa mayoría del pueblo estadounidense está en contra de la Libertad y la Democracia?. Apostad vuestro dinero a favor de ese rumor si lo oís, a ver que pasa. ¡A que no lo apostáis!

La consigna socialista sobre “los especuladores” es una bobada moderna de una gente inútil, analfabeta en lo económico y desastrosa en lo social que piensa que así se quita la culpa de su ineficacia. Es una falacia como la conjura sionista internacional, es decir, una estupidez. Es algo parecido a lo que el demagogo, populista y manirroto Perón denominaba la Xinarquía internacional que quería arruinar a la Argentina. ¡Claro! Cuando un ahorrador de Albacete o de Managua se levanta por la mañana, antes de irse a trabajar, no hace otra cosa que preguntarse: ¿Cómo arruino hoy a la Argentina?

Aquí los únicos especuladores son José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, puesto que éste especula con la derrota del primero. Pero no veáis fantasmas donde no hay nada más que mala administración y ganas de medrar en lo político ganando elecciones sin importarle el futuro de España. No veáis conjuras donde no hay más que déficit, corrupción y pseudodemocracia.

La conspiración no es de los especuladores sino de socialistas de izquierdas como Zapatero o socialistas de derechas como Gallardón, ambos muy nocivos para el pueblo e incapaces de hacer nada bueno por España. Además, sus aberrantes políticas nos cuestan un huevo a los contribuyentes.

¿Es una especulación decir que existen más de 5 millones de parados?, ¡no, es un hecho!. ¿Es una especulación decir que España tiene un descomunal déficit?, ¡no, es un hecho!. ¿Es una especulación decir que existen más de 500.000 liberados sindicales, o sea, liberados de trabajar y financiados por los pocos trabajadores que aún no han perdido su empleo?, ¡no, es un hecho!. Todos estos hechos más la poca separación de poderes, el voto cautivo, el cantonalismo autonómico, la corrupción política, etc, etc, hacen que los rumores se cumplan en cuanto que dibujan un panorama de ruina inminente.

El verdadero problema es que tipejos como Zapatero, ruinoso en lo económico y lesivo en lo político, están especulando con el futuro de los españoles para seguir medrando en el poder y esto no es una hipótesis, no es un rumor; es un hecho.

Es más, la mayoría de esos que el gobierno socialista y sus comparsas afines denominan malvados especuladores son simples ciudadanos repartidos por todo el mundo que, bien directamente o a través de fondos de inversión o de pensiones, han comprado deuda española y son los menos interesados de que caiga España- El verdadero objetivo de todos ellos es que España tenga la mayor solvencia posible para que les sea devuelto el dinero que prestaron a éste país comprando su deuda. Pero algunos descerebrados lo que realmente afirman es que todos esos inversores están deseando que se hunda España para no poder cobrar su dinero. Así están las cosas en cuanto a nivel intelectual de los liberticidas de este país.

O sea, cuando todo iba bien las inversiones venían y los fondos de inversión apostaban por España; a esto se consideraba inversión inteligente realizada por inversores ejemplares. Ahora que todos los inversores huyen de todo lo que huela a Spain, porque esto mete miedo, los consideramos especuladores malvados con cuernos y rabo que vampirizan y atacan con voracidad haciendo uso de sus capitales especulativos.

"En este país no cabe un tonto más". Esta frase no es nueva, ya la decía mi abuelo en los desastrosos tiempos de la fracasada segunda república la cual se cargaron idénticos liberticidas y maricomplejines como los que deambulan actualmente por el panorama político español.









http://www.goear.com/listen/29de300/marxism-made-in-spain-wwwlodicecincinatotk


3 comentarios:

  1. No sé si cabe o no un tonto más, pero sobran canallas, cobardes y analfabetos, como Ud. muy bien apunta.

    ResponderEliminar
  2. "ezo mardito especuladore" son el contubernio judeo-masónico de ahora, y en última instancia "los ricos" como chivo expiatorio hacia el que dirigir las iras del populacho esquilmado por esta banda de señoritingos de la izquierda ruinosa e incompetente...

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, ya está de nuevo el video "el socialismo máquina de crear pobres" en portada. No se qué pasa, a veces cuando ordeno me llevo las cosas por delante y hoy me interesaba ponerlo de relacionado, y me di cuenta.
    Están excelentes los temas.
    Abrazos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2