Reflexión para hoy:

     

lunes, 24 de agosto de 2009

José Luis y la Ley de Newton


Cualquier intento de hacer funcionar el socialismo con la idea de llevar a cabo el mito del “paraíso en la tierra" termina por la huida de emprendedores y la desaparición de las clases medias, dejando un paisaje infértil tutelado por tipejos con muy mala leche, vagos y mediocres.

¿Cómo es esto posible?. Os cuento una historia que a algunos os hará reflexionar.

En un colegio había un alumno llamado José Luis, individuo que por su carácter vehemente y demagógico influía mucho en otros compañeros de clase, pero que no entendía o no quería entender la ley de Isaac Newton. El profesor, repetidamente y con insistencia, se lo intentaba explicar arrojando un bolígrafo al aire que, como es lógico, siempre caía debido a la fuerza de la gravedad. Ante la evidencia, José Luis no lograba o no quería comprender el suceso a pesar de la rotundidad del funcionamiento de la ley física.

En cambio, José Luis insistía en que si se lanzaba el bolígrafo muchas veces era posible que, en algún momento, se quedara suspendido en el aire y no caería. Lamentablemente, José Luis no era el único que apoyaba esta idea; otros alumnos empezaban a opinar igual que él, unos por cobardía y otros por ignorancia y actitud borreguil.

Al igual que José Luís y esos alumnos botarates, los nuevos socialistas del siglo XXI y sus comparsas de votantes descerebrados aun no se han dado cuenta que, salvo alguna excepción caribeña o asiática al norte del paralelo 38 mantenida tenazmente a base de terror de Estado para infortunio de sus habitantes, todos los países socialistas del siglo XX cayeron por su propio peso atraídos por la fuerza de la libertad. Dicho de otra forma, cayeron por su excesiva intromisión en la vida de sus ciudadanos y por la incapacidad para resolver los problemas sociales que ellos mismo generaban.

Pero la sanguinaria Ideología socialista, maestra en crear miseria y terror, está volviendo a resurgir en las mentes de los mediocres como un cáncer mal extirpado. La maldita ideología está reapareciendo enquistándose en todos los organismos u organizaciones intelectuales o no, públicos o pseudoprivados, que amparan a los mezquinos seguidores cuya forma de actuar es, sin argüir argumentos, condenar, desprestigiar y vejar a todo aquel que no se adhiera a su retraso mental. Incluso suelen competir entre ellos a ver quien es más progresista ocultando su espíritu retrógrado y fracasos allá donde actúan o actuaron sus antecesores ideológicos sometiendo a la población a un calvario de supervivencia.

Impasibles, los nuevos socialistas del siglo XXI continúan empeñados en engañar a las masas con la falsedad de que se sacrifican por la igualdad y la justicia social. Se injieren en todos los campos corrompiendo la mentalidad de las gentes y haciéndolas creer que la redistribución de la riqueza es la solución.

Ricos y pobres existieron y existirán siempre. Desde el momento que un hombre de cromagnon cazaba más que otro o recolectaba más frutos, ya era más rico que su semejante. Actualmente hoy todo funciona igual a pesar de que algunos capullos quieren igualar a todos a la fuerza robando la propiedad a los productivos para regalársela a otros y generar clientelismo. Por ello, estas crisis económicas que sufrimos por culpa de los gobiernos intervencionistas son la excusa perfecta para poner en funcionamiento esas pérfidas tácticas y ganarse perversamente a la gente.

Pero la historia reciente nos ha enseñado que cuanto más libres son las economías, más separados están los poderes del Estado y mejor protegidos están los derechos de propiedad, mayor es el bienestar y desarrollo social, más empleo se crea, más elevados son los sueldos de los trabajadores y más alta es la calidad de vida de los ciudadanos. En cambio, cuanto más intervencionistas y estatistas son los gobiernos y menor la libertad económica, mayor es la miseria, la corrupción y la conflictividad social. Las pruebas están ahí no hay nada más que hojear la historia reciente de la humanidad. ¡Sólo tienes que mirar a tu alrededor!.

¿Qué pasa por la cabeza de la gente cuando elige socialismo? ¿No se han apercibido de que todas las naciones del mundo que han prosperado son las menos socialistas, es decir donde las economías son más libres?

No hay un solo caso, no existe una sola nación que gracias a políticas socialistas de redistribución e intervencionismo haya conseguido salir del subdesarrollo y la miseria, todo lo contrario.

2 comentarios:

  1. Sólo me pregunto ¿por que hay tanta corrupción en la política española tanto de un partido u otro?

    Porque el PP no se queda atrás con el enlace siguiente:

    http://www.losgenoveses.net/

    Tampoco se queda atrás el Psoe con los GAL, Filesa y la finca de Andalucía para trincar.

    ResponderEliminar
  2. Desde el momento en el que si alguien se encuentra en el límite de un plano en el que si te desplazas dos centímetros todo se convierte en oro, es inevitable que la corrupción esté generalizada.

    Cuando la ley decide qué se puede comprar y vender, lo primero que se compra y se vende son los legisladores y ya sabes que cuanto más corrupto es el Estado, más numerosas son las leyes.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2