Reflexión para hoy:

     

sábado, 29 de enero de 2011

Chiflados armados




Es un hecho que las matanzas causadas por desequilibrados ocurren siempre en centros comerciales, iglesias y escuelas dónde la gente no está armada para protegerse. En estos espacios públicos los dementes asesinos se sienten poderosos porque los demás están indefensos. Quizás esos locos homicidas no son tan imbéciles y buscan la forma de que su hazaña cause el mayor daño posible para que su siniestra aventura tenga una gran repercusión en los medios. Nunca eligen sitios como un campo de tiro, ¿es curioso, verdad?

Recuerdo el caso del último asesino que cometió su crimen mediático y que, de forma muy inteligente, escogió un colegio en lugar de dirigirse a la Escuela de Policía que tenía al lado, donde todos los estudiantes aquí sí que estaban armados.

¿Cuántas carnicerías en escuelas, universidades o centros comerciales tendrán que producirse para comprender que los perturbados que tienen intención de matar nunca van a amedrentarse por la prohibición de tenencia de armas?

Recordemos el caso de la Universidad de Virginia Tech que prohibió, a profesores y alumnos, el uso de armas dentro del campus. El portavoz de la Virginia Tech, Larry Hincker, afirmó en ese momento lo siguiente:

"Estoy seguro de que la comunidad universitaria apreciará la decisión de la Asamblea General, porque ésta ayudará a los padres, a los estudiantes, a la facultad y a los visitantes a sentirse seguros en nuestros campus".

¿Treinta y tres muertes días después de pronunciar ese irresponsable discurso, qué pensó Larry Hincker? ¿Para qué sirvió esa prohibición?

Sirvió para que el orate que planeó ejecutar la masacre la llevara a cabo sin miedo a fracasar en su espeluznante episodio, es decir, matando al mayor número posible de inocentes.

¿No se sorprenden los estúpidos que abogaron por la prohibición de tenencia de armas en el recinto universitario de que el criminal no cumpliera su absurda norma? Sin embargo quienes si la cumplieron fueron las personas que murieron y a las que se les despojó del derecho a la legítima defensa.

Otro ejemplo, el caso de una universidad cercana, la Appalachan School of Law. Un pirado entró allí con la misma idea que tienen todos, llevarse por delante al mayor número de desgraciados. En esta ocasión dos alumnos que se percataron de lo sucedido al escuchar los disparos del arma del demente, se dirigieron rápidamente a sus vehículos a coger sus pistolas, luego redujeron al chalado y le desarmaron que sólo le dio tiempo a asesinar a tres personas, y no más como era su intención, puesto que dos valientes ciudadanos pudieron protegerse y defender a sus compañeros de Universidad con sus armas de fuego.

Uno de los alumnos de la Universidad Virginia Tech, que tenía licencia de armas y que la hubiera llevado aquel día lúgubre si no se lo hubieran prohibido, se lamentó de que se le negara su derecho a defenderse y proteger a sus compañeros. ¿Cuántas muertes se hubieran evitado si alumnos y profesores hubieran tenido la posibilidad de llevar sus armas aquel desventurado día?

Las armas en manos de ciudadanos honestos y responsables no son un problema. El problema son esos majaretas, que son pocos, y los delincuentes, que son muchos.

Los delincuentes son tipos transgresores de la Ley que se han dado cuenta de que en las casas vacías ya no suelen encontrar mucho dinero y joyas. Saben que pueden conseguir mejor saqueo con los dueños de la casa dentro, siendo violentos con ellos y sin mostrar el mínimo respeto ni compasión por sus vidas; llegando incluso a golpear o violar a los hijos delante de los padres.

Sólo los malhechores (con o sin armas) representan un riesgo para la sociedad. En países como España, ningún criminal acude a la intervención de Armas de la Guardia Civil para "legalizar" sus armas, a diferencia de lo que sí hacen periódicamente los ciudadanos que cumplen la Ley.

Los memos que creen en la responsabilidad colectiva abogan por la prohibición absoluta de las armas, con el argumento de que los delincuentes también podrían tenerlas, ¿no comprenden que el asesino siempre vulnerará la ley? ¿No entienden o no quieren entender que quien esté empeñado en delinquir asesinando, violando o robando, todos actos contrarios a la Ley, no va a dejar de hacerlo por miedo a transgredir la normativa sobre tenencia de armas de fuego?


¿Cuántas carnicerías tendrán que producirse para comprender que los perturbados que tienen intención de matar nunca van a amedrentarse por la prohibición de tenencia de armas?



Esto es lo que pregunté cuando escribí esta entrada. El tiempo nos da la respuesta:



JULIO/2011


El primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, calificó la matanza como la "peor tragedia desde la Segunda Guerra Mundial". Un atentado perpetrado en la isla de Utoya, que causó 87 muertos. Centenares de jóvenes murieron tiroteados por un solo hombre mientras participaban en un campamento de verano.

Ante las dimensiones de la masacre, que la Policía describe como "catastrófica", se especula sobre por qué y también cómo el presunto culpable ha podido perpetrar un doble atentado con tiroteo de las dimensiones del ocurrido en la isla de Utoya, con decenas de fallecidos.

Los miembros de la policía que estaban en la isla en el momento del atentado ni siquiera llevaban armas de fuego. La Kongeriket Noreg Politie, o Policía Nacional Noruega, es un cuerpo policial civil organizado en torno a casi una treintena de distritos, ayudado por una serie de agencias especiales de apoyo. Según foros policiales, es frecuente que la Policía noruega vaya desarmada y apenas porte un spray de defensa. Si el nivel de conflictividad requiere llevar un arma de fuego, ésta va precintada con plomo en una bolsa. Si al terminar la jornada el plomo está roto, el policía debe hacer un informe al respecto.


CONTINUAR LEYENDO

2 comentarios:

  1. Precisamente de este tema se hablaba hoy en éste blog. Te dejo el enlace.

    http://elsonetarioincorrecto.blogspot.com/2011/01/pongo-el-punto-en-la-i-aunque-suene.html

    Nos tratan como a subnormales, como si por el hecho de tener armas fuesemos a matar, como si los maniacos homicidas fueramos nosotros. Y mucha gente lo asume como cierto, es increible.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Candela: los únicos subnormales y que necesitan niñeras son los que adoran al socialismo. No pueden vivir sin Papá Estado porque les aterra pasar de una ociosidad subvencionada propia de adolescentes a vivir la madurez de una individualidad verdadera, la cual exige responsabilidad, trabajo y servicio a la sociedad.

    El Estado socialista sólo pretende mantener inmaduros a los ciudadanos prolongando su adolescencia sentimental hasta que se mueran, es decir los niños dejan de depender de sus padres para depender de Papá Estado que intervendrá en todos los aspectos de sus vidas.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2