Reflexión para hoy:

     

sábado, 26 de febrero de 2011

Poner puertas al campo


Prohibir la tenencia de armas de fuego es como poner puertas al campo. Los únicos que no traspasan esas puertas son los buenos ciudadanos.

No importa cuán seguro es un país. No importa cuán reducidos son los índices de delincuencia porque si el Estado es incapaz de asegurar que no existe ni un sólo delincuente armado, no tiene ninguna autoridad moral para prohibirle a un ciudadano honesto y cumplidor de la Ley que posea un arma que haga realidad su derecho a la legítima defensa.

Los ciudadanos honestos nunca debemos olvidar que de la cárcel se sale andando, del cementerio no.

Los indeseables del video que muestro a continuación. Sí, esos que le gritan al magistrado en pleno juicio: "¡Ven aquí, cabrón, que te voy a arrancar la piel a tiras y te voy a meter siete tiros!"; siempre tienen y tendrán armas de fuego a su disposición.








Analicemos dos naciones sacudidas por el terrorismo:


En Israel 3 terroristas asaltaron un McDonald’s con la idea de asesinar al mayor número de clientes que disfrutaban apaciblemente de su hamburguesa. Afortunadamente, y es triste decirlo así, sólo les dio tiempo a matar a una persona antes de que unos ciudadanos israelíes que se encontraban en el local respondieran con sus armas abatiendo a los terroristas. Esto fue posible porque en Israel existe la posibilidad de tenencia de armas de fuego. Sería una locura que no fuera así si analizamos a los vecinos que rodean a esa nación libre y próspera.

En España la reacción ciudadana no frena a los terroristas porque las personas honestas y respetuosas con la Ley no cuentan con los medios para ello. En España el terrorismo etarra siempre ha estado y estará envalentonado puesto que sabe que sus acciones no las pagan con la muerte. En una región española denominada Vascongadas, miles de ciudadanos viven con la continua amenaza de ser víctimas de un tiro en la nuca, de la explosión de un paquete bomba, de un largo y penoso secuestro o de la extorsión que supone el pago obligatorio del impuesto pseudorevolucionario.





Una gran parte de la ciudadanía vasca, antes que luchar por su Libertad, prefiere ser sumisa al chantaje etarra ganándose así el perdón momentáneo. Otra parte sustancial de la ciudadanía decidió, hace tiempo, desterrarse para evitar el enfrentamiento. Por último, una minoría bizarra se niega a respaldar moral y económicamente la locura etarra; por lo que algunos se han armado como han podido para defender lo más sagrado de una persona, su vida.

Para estos últimos ciudadanos la libre tenencia de armas de fuego les facilitaría su existencia sin necesidad de recurrir al mercado negro y ser perseguidos, a su vez, por esas fuerzas y cuerpos de seguridad que financian con sus impuestos para que les protejan y no para que les metan en la cárcel por el hecho de defender su integridad física.

La única solución razonable es permitir que los ciudadanos que lo deseen se defiendan por sí mismos, puesto que el Estado no suele cumplir con su principal cometido de garantizar su seguridad; sin perjuicio de que los que gestionan el Estado, en ciertas ocasiones, protegen a los terroristas y los ayudan a descansar ofreciéndoles sillas en los ayuntamientos vascos para que reposen sus culos asesinos en calidad de alcaldes y concejales. De esta forma reciben respaldo institucional y dinero, robado vía impuestos, de esa ciudadanía española que tanto odian y matan; dinero que les posibilita seguir con su negocio sangriento.













CONTINUAR LEYENDO




viernes, 18 de febrero de 2011

A las mariscadas, a las mariscadas…..



A fin de apaciguar la mala leche que le va a entrar a más de uno, es conveniente leer esta entrada mientras se escucha de fondo la simpática melodía que enlazo a continuación:




http://www.goear.com/listen/6dd263e/a-las-mariscadas-wwwlodicecincinatotk

Observad esas caritas sonrientes de estos parias de la tierra. Es la misma cara que ponen los típicos progres cuando nos proponen que apadrinemos a un niño del tercer mundo para que podamos dormir en paz y con la conciencia tranquila mientras ellos, como buenos liberticidas, se pasan la vida aplaudiendo a los tiranos que impiden que ese niño salga de la miseria.

¡A vuestra salud parados de España !

Más de 1.000 euros de marisco a cuenta del erario público es lo que, según el diario ABC, costó la comilona que deleitaron al unísono el portavoz comunista de Izquierda Unida (IU) en Sevilla, Antonio Rodrigo y el principal imputado en la corrupción del caso MERCASEVILLA, el ”socialisto” Fernando Mellet.

¡En pie pueblo obrero! ¡A la batalla! ¡Hay que derrocar a la reacción!.

Esta es una foto que hace pedagogía de lo que es el socialismo real. Una foto que resume perfectamente la esencia del buen comunista y de la izquierda progre en general. Los comisarios políticos inflándose de marisco, mientras los zopencos pastueños que los alaban pasan largas horas haciendo cola ante la puerta de la oficina pública de empleo para solicitar un susbsidio de mierda. Porque las políticas de estos malnacidos, no es que fomenten o no el despido libre; sino que sus ocurrencias provocan cierres de empresas y ejércitos de parados.

¿Qué sería de los parásitos como los de la foto sin el apoyo de sus seguidores lobotomizados por tanta consigna sectaria? Me refiero a esos zopencos laneros que se quejan a diario que el precio de la luz sube cada vez más sin ni siquiera pensar que son los amantes del centollo, como los de la foto, los que impiden realmente que en lugares como España tengan electricidad barata generada con energía nuclear en lugar de comprársela a los franceses a un precio “très beaucoup”.

Esta es una foto que debería ser expuesta en los comedores de CARITAS para que los nuevos indigentes de pelo limpio y con una vivienda a punto de ser embargada, por no pagar la hipoteca, no vuelvan a confiar tanto en la corrupta casta política para que les gestione “la cosa pública” . Y digo esto porque teniendo en cuenta la legislación que permite que un iluminado cantamañanas de un ayuntamiento o comunidad autónoma, como los de la foto, decida dónde puede construirse y dónde no de forma arbitraria, lo normal es que se acaben comprando esas decisiones o, más concretamente, a quienes las toman; y dicha especulación del suelo por parte de alcaldes, concejales y sus amiguetes constructores provoca precios muy altos porque limitan, fuera de toda lógica, la cantidad de suelo para edificar; y esos precios altos han implicado hipotecas millonarias que han esclavizado a un ingente número de ciudadanos de por vida.

Os recuerdo que no es la benevolencia de los reporteros gráficos del diario ABC la causante de que podamos disfrutar de esta imagen muy habitual, pero nunca publicada allá donde los liberticidas controlan la cosa pública despóticamente; sino el afán de esos reporteros de obtener un beneficio económico a cambio de un trabajo honesto. De la misma forma que tampoco es por la benevolencia del emprendedor que nos da trabajo y nos paga un salario; ni la del carnicero, del cervecero o del panadero que podamos contar con nuestra cena, sino por su propio interés. Eso es lo que hace grande la economía de mercado en un entorno de Libertad. Siempre que tipejos como los de la foto no obstaculicen las relaciones libres entre ciudadanos poniendo zancadillas a su Libertad, friéndoles a impuestos o interviniendo en todos los rincones de sus vidas.

La gran virtud de la economía de mercado o capitalismo democrático como sistema natural de producción e intercambio de las sociedades libres es que se obliga a los individuos a favorecer al prójimo, tanto al conocido como al extraño. Y es que para que cada uno satisfaga sus propias necesidades, debe satisfacer de la mejor manera posible la de otros.

Es así de sencillo. Así es como prosperan las sociedades. Si no hay iniciativa empresarial, inversión con sus riesgos y beneficios, trabajo, separación de poderes y Libertad no hay nada salvo miseria para todos como la que nos traen tipos parecidos a los de la imagen. Morralla que adora el socialismo porque es la mejor coartada para favorecerse ellos mismos con rapidez y poco esfuerzo. Sin necesidad de contar con el prójimo, salvo a la hora de saquearle su bolsillo vía impositiva.

Eso sí, de vez en cuando podemos ver a esta chusma repartiendo migajas del festín entre el populacho, algo que hacen únicamente con la intención de disimular sus fines perversos y comprar voluntades de cara a las elecciones.

Me dirán que soy un desagradecido y envidioso. Que mancillo el honor de estos dos camaradas que luchan a diario por el proletariado y la democracia popular. Me dirán que no debería olvidar como estos desprendidos “antiburgueses” siempre están dispuesto a solidarizarse con los que pasan hambre en el mundo. Me dirán que ignoro el número de horas que sacrifican estos adalides del pueblo defendiendo la causa revolucionaria y el fin de la opresión.

¡Es cierto! Puede que me haya pasado un poco ¿Acaso no nos damos cuenta del trabajo que supone, para un representante de la clase obrera, pelar con las manos 1000 euros de marisco? ¿Es que no nos hacemos cargo de la expresión de entrega y abnegación que se refleja en sus rostros?

Creo que soy un malpensado. No he reparado, ni siquiera, que estos camaradas incluso han tenido la delicadeza de ahorrar presupuesto público privándose de consumir champán francés e inclinarse por la cerveza como hace la plebe, eso sí, en vasos de litro “¡Pa que no falte ná de ná!”

¡Qué injusto trato les he dado a estos paladines de la revolución proletaria, que todo lo hacen por nuestro bien!

Es curioso observar esta foto y pensar que otros liberticidas como ellos, con la hoz y el martillo en la mano, durante décadas y al son de……

….“¡Legión esclava en pie a vencer! El mundo va a cambiar de base. Los nada de hoy todo han de ser. Agrupémonos todos, en la lucha final, el género humano es la Internacional….”
….. asesinaron a millones de personas en todo el mundo por hacer, o incluso sospechar haber hecho, lo que este par de marxistas está haciendo en ese restaurante. La diferencia es que las víctimas del genocidio socialista lo hacían con su dinero y estos defensores de la “famélica legión” lo hacen con el dinero del contribuyente.

¿Y los ecologistas? ¿Qué piensan los progres roji-verdes de semejante carnicería de inocentes animalitos? ¿Qué opinan Bob Esponja y sus colegas sobre este genocidio marino? Porque con 1.000 € de mariscada se esquilma bastante el lecho marino.


Entradas relacionadas (haz “clic” sobre la imagen):






















Me voy de putas, paga el contribuyente







España, tierra de terratenientes



La mina socialista andaluza



¿Socialismo o Libertad? Tú eliges



ÚLTIMAS NOTICIAS


El concejal de la mariscada, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, no ve suficientes motivos para dimitir por su implicación en el caso Mercasevilla y será de nuevo candidato de IU para la alcaldía de Sevilla.

Torrijos ha asegurado además participar de la filosofía del “Compromiso Ético por la Regeneración Democrática” Asimismo ha criticado que desde el 2007 existe una campaña para "influir en la ciudadanía y dar una imagen sesgada de IU".

¡La verdad es que algunos le echan mucha jeta al asunto!


CREE EL LADRON QUE TODOS SON DE SU CONDICION




lunes, 14 de febrero de 2011

Son las 2 A.M. y hay unos tipos en la cocina abriendo cajones



Está claro que cuando las armas están fuera de la ley, sólo los fuera de la ley tienen armas. Entonces, si los delincuentes necesitan armas para delinquir y la gente honesta que cumple las leyes las utiliza sólo para defenderse, ¿no será lógico que el control de armas cause más crímenes y la libertad de poseer éstas los reduzca?

¿Cuántas veces hemos visto como el telediario abría con imágenes de delincuentes detenidos y de mesas repletas de armas de todo tipo junto a joyas y dinero robado? Los malhechores tienen y siempre tendrán acceso al mercado negro de venta de armas, por lo que incluso con la prohibición de la tenencia de armas ya las poseen.

A los únicos que disuaden esas leyes que dificultan o imposibilitan la tenencia de armas son a los ciudadanos honestos que respetan la ley. Por eso esas leyes intervencionistas y despóticas no amparan a la ciudadanía, sino que la hace más vulnerable ante los delincuentes, al robarle el Estado el legítimo derecho a la defensa.

La situación real en los países donde predomina la estupidez de la prohibición de la tenencia de armas de fuego es la siguiente:

Si un inocente ciudadano, en su propia casa, decide disparar a un tipo violento que ha entrado subrepticiamente y con malas intenciones de apropiarse de lo que no es suyo, el resultado para el inocente ciudadano será la cárcel preventiva y, con total seguridad, tenga que defenderse de la demanda que le interponga el delincuente al que ha herido o la familia de éste, en caso de que le haya matado.

En lugar de disparar, lo que tendría que haber hecho es conversar con el criminal y, a pesar de haber sido despertado intempestivamente en pleno sueño, preguntarle cómo ha entrado sin llave y, por supuesto, convencerlo pacíficamente para que desista de sus intenciones si éstas no son otras que las de entablar una hermosa amistad a esas horas de la noche.

Lo peor de todo es que si decides defenderte con cualquier arma, sea un botijo o un revólver, a pesar de ese momento de aturdimiento que todos sentimos cuando nos despiertan bruscamente en el primer sueño; deberás, según la jurisprudencia, tener en cuenta el concepto de proporcionalidad antes de decidir autoprotegerte. Metámonos en la situación.

¡¡Alguien ha abierto la puerta!!

Me incorporo sobresaltado, despierto a mi mujer y le señalo en silencio y acojonado el pasillo. Ella comprende la situación y me pone en mi mano unas tijeras de costura por si acaso.

Son las 02:00 A.M., y debo preguntarme ¿Mi defensa va a ser proporcional? ¿Va a tener mi legítima defensa putativa los requisitos de la eximente? ¿O quizás voy a cometer un exceso putativo de legítima defensa? Porque si no es una legítima defensa putativa y existe error sobre los presupuestos típicos de una justificante que excluye el dolo, siendo el error vencible desde el punto de vista de la teoría estricta de la culpabilidad, habrá imprudencia en lugar de una acción impune.

Mientras, se oyen pasos en el vestíbulo y tu acojone aumenta.

¡Me horrorizan las tijeras! ¡Cariño, yo no sé luchar con tijeras! ¿Y si utilizo el jarrón que nos regaló tu madre? ¿Será ajustado a derecho la idoneidad de mi defensa? ¿Este horrible jarrón será el medio más benigno posible que me permita obtener una defensa eficaz para mí o los bienes jurídicos que supongo, a estas horas de la noche, me intentan sustraer? ¿Realmente voy a actuar amparado por una justificante, es decir, mi obrar al inicio va a ser legítimo sin exceder en el curso de mi accionar esa misma legitimidad con la que voy a comenzar a obrar estampando el jarrón en la cabeza del primer tipo que se asome al dormitorio?

Todo esto, como he dicho, medio dormido y muy acojonado.

¡Vamos, vamos! Tengo que elegir entre varias clases de defensas posibles: el jarrón, la televisión, las tijeras de costura o la katana que compré en Toledo. Debo decidirme por aquella que cause el mínimo daño a esos tipos que están ahora en la cocina y no dejan de abrir cajones. ¡Como sigan así, van a despertar al vecindario!

Sigamos reflexionando. Ante todo no debo aceptar la posibilidad de daños a mi propiedad o lesiones en mi propio cuerpo sino que se supone que estoy legitimado para emplear como medios defensivos los medios objetivamente eficaces que me permitan esperar, con seguridad, la eliminación del peligro ¿O tal vez no? ¡La televisión es demasiado pesada, y no lo digo por la programación, sino porque podría lesionar seriamente a los bandarras si se la lanzara a la cabeza!

¡Vaya cacao mental tengo y son las 02:03 A.M.! Mañana es lunes, tengo que levantarme temprano para ir a trabajar ¿No tienen que madrugar como yo esos tipos que han invadido mi casa?

Bueno, eso es lo de menos, ahora tengo que pensar en algo con que defenderme y que sea proporcional al potencial daño que me vayan a causar. ¡Aquí quería ver yo al juez que me juzgue por homicidio!

Son las 02:04 A.M y mi esposa no suelta las tijeras.

¡No nos dejemos llevar por el miedo y pensemos fríamente! Lo que tengo que hacer es aplicar la moderna doctrina jurídica según la cual el principio de que el derecho debe prevalecer ante todo hace que ceda la proporcionalidad. Esto es así en función de la absoluta preeminencia del derecho frente al injusto.

¿El injusto soy yo o esos tipos con pasamontañas que ahora se dirigen hacia mi dormitorio con algo en la mano que la oscuridad me impide ver?

Porque yo me pregunto, ¿me podría asegurar un juez que los quinquis estos no me van a linchar a palos, violar a mi hija quinceañera, que afortunadamente aún sigue durmiendo plácidamente, o nos van a matar a todos?

¡Quizás en esta situación las personas normales (¿jueces incluidos?) somos presas del pánico y no podemos saber cuál es la respuesta proporcionada. ¿Qué hago………? ¿Y si son más de dos, todos, armados? ¿Y si son exmilitares procedentes de Europa del este?, ¿Cuál sería el medio proporcional a la más que posible agresión que yo y mi familia vamos a recibir? ¿Me encuentro en la situación más idónea como para medir la proporcionalidad en la defensa o tengo que hacer lo que sea para evitar que esos tipos bestias me apaleen hasta quitarme la vida?

¡Bestias, sí! porque ahora los tengo enfrente, son tres y me sacan la cabeza.

Entonces, ¿antes de cortarles el cuello con mi katana tendré que medir cuantos golpes me pueden llegar a dar para que sean lo suficientemente proporcionales a la hora de justificar mi legítima defensa y que el juez no me meta en la cárcel con otros tipos como los que me están apaleando en este momento? ¡ aaahhggg…!







Moraleja: Si el Estado, que tiene el monopolio del uso de la fuerza no garantiza tu seguridad, te la tendrás que proveer tú mismo. Evidentemente, la única desproporción es la que sufren los ciudadanos-victimas a los que nadie protege en los momentos más necesarios y vitales.

Debemos arremeter contra ese estúpido concepto de proporcionalidad que tanto babean los insensatos, sean éstos togados o no, y que sirve para proteger más al agresor que a la victima a la cual efectivamente se debería amparar.

El delincuente siempre apuesta sobre seguro. Si no es sorprendido, acabará su faena apropiándose de los bienes ajenos y, si es descubierto, puede desistir o amenazar al propietario de la casa para cumplir su objetivo. En este último caso no tiene nada que perder puesto que siempre ocultará su identidad. Además el criminal tiene la ventaja del elemento sorpresa y del terror que infunde, algo que no puede hacer la víctima. El malhechor nunca correrá el riesgo de recibir un balazo cuando la ciudadanía honesta está desarmada. La víctima sí. Delinquir es seguro.



CONTINUAR LEYENDO



sábado, 5 de febrero de 2011

A Joaquín Sabina no le van a dar por culo



La teoría de la reinserción no sólo culpabiliza un poquito al delincuente de los actos delictivos que cometa sino que la sociedad, es decir, el resto de los ciudadanos que no delinquen son los principales culpables. De este modo la progresía liberticida nos culpa a todos cuando unos diabólicos niñatos aburridos enturbian la vida de una joven inocente violándola o cuando un bandarra inserta su navaja en el pecho de un panadero, porque éste no quería darle el poco dinero que había recaudado durante una larga jornada de trabajo vendiendo baguettes.

La progresía liberticida, haciendo uso de la denuncia social moralizante, nos culpa a todos porque hemos marginado a esos cándidos delincuentes obligándoles a hacer cosas malas, por eso el Estado, o sea, todos nosotros debemos reinsertarlos.

Para esa progresía liberticida siempre somos y seremos los culpables de todos los males que padecemos. Seremos culpables de la pobreza en algunas partes del mundo dónde no existe ni Libertad ni economía de mercado. Seremos culpables del deshielo de los polos que luego se vuelven a helar, aunque en el manipulador telediario siempre nos sacan la misma imagen del mismo fragmento de hielo desprendiéndose del mismo iceberg y del mismo oso blanco encima de un bloque de hielo que flota en el agua. Seremos culpables de las muertes causadas por unos fanáticos terroristas que se inmolan haciendo estrellar un avión en una torre abarrotada de gente trabajadora.

Actualmente es tanta la influencia de la progresía liberticida en todos los rincones de nuestra vida que incluso su teoría de la reinserción es la que fundamenta toda la legislación penal. Una legislación donde prevalece la irresponsabilidad de los que cometen actos criminales. Así, el derecho penal deja de cumplir el objetivo por el que fue creado, pasando de ser un instrumento para reprimir conductas canallescas a un instrumento de carácter asistencial pagado por nosotros, los verdaderos convictos según ellos.

Pero el perverso propósito de la progresía liberticida manirrota no es otro que, a la vez que nos vacían nuestros bolsillos, argumentar esa irresponsabilidad del malhechor para socavar las bases e instituciones que no se acoplan a su idea de sociedad en la que reina el pensamiento único y lo “políticamente correcto”, por no decir la institucionalización de la estupidez.

¿Nuestros grandes pecados son respetar al prójimo y madrugar para ir a trabajar? ¿Es culpable esa camarera que después de finalizar su tediosa jornada laboral le quitan el bolso de un tirón? ¿Es culpable ese propietario de taller al que le roban el dinero que había sacado del banco para pagar a un proveedor? ¿Es culpable ese albañil que pasa los días en el andamio y ahorra para comprarse un coche que le hurtan y destrozan casi sin haberlo estrenado? ¿Son ellos culpables?

En la película “Perros callejeros” comprobamos que los bandarras, como de costumbre, no trabajan ni estudian para mejorar su situación puesto que si lo hicieran ya no serían delincuentes sino gente íntegra, honesta y trabajadora. Para los gandules lo fácil es robar a punta de navaja ¡y a vivir la vida que son dos días!, ¡y venga a esnifar otra raya de coca colega!.

Otros son más disimulados y militan, desde su adolescencia, en un partido político o se liberan de trabajar haciéndose sindicalistas. Todos estos esnifan consignas para alcanzar el éxtasis.

De forma inconcebible, una gran parte de la ciudadanía aborregada y poco lúcida sigue encasillando a estos malnacidos navajeros y tironeros como si de héroes se tratara de acuerdo con la moldeada consigna marxista “Robin Hoodiana”; consigna inoculada durante años por los ingenieros sociales en multitud de cerebros vacíos en los que el sentido común brilla por su ausencia.




Incluso un progre adinerado como Joaquín Sabina ha llegado a catalogar de caballeros a unos quinquis golferas, brindándoles una canción cuya letra no tiene desperdicio según muestro a continuación:








Me refiero al mismo Sabina, ese cantautor que cena con sus Altezas Reales y luego realiza afirmaciones para gente lela como aquella que achacó el fenómeno masivo de la prostitución en la Cuba comunista a la fogosidad erótica del Caribe. Sabina nos demostró con esta manifestación, una vez más, su indigencia intelectual propia de un cerebro zampabollos y lobotomizado, un tipo en cuya cabeza sólo cabe la consigna marxistoide pero sin renunciar a las ventajas de la economía de mercado.

El gran Sabina, otro comunista de Jamón de Jabugo pero que no se va a Cuba a vivir para no tenerse que comer el hueso, no se paró a pensar que a pocos kilómetros, en la península de Florida, también viven muchas hermanas y amigas de las que hoy ejercen la prostitución forzosa en la isla cárcel y que disfrutan del mismo clima caribeño pero, en cambio, no necesitan ejercer de puta porque tienen posibilidad de trabajar en una sociedad libre, llena de oportunidades y esperanza. ¡Sabina, tronco, pero qué cara tienes colega!



Letra de Pacto Entre Caballeros :
No pasaba de los veinte
el mayor de los tres chicos
que vinieron a atracarme el mes pasado.

"Subvenciónanos un pico
y no te hagas el valiente
que me pongo muy nervioso si me enfado."

Me pillaron diez quinientas
y un peluco marca Omega
con un pincho de cocina en la garganta,
pero el bizco se dio cuenta
y me dijo -"oye, colega,
te pareces al Sabina ese que canta."

Era una noche cualquiera,
puede ser que fuera trece,
¿qué más da? pudiera ser que fuera martes.
Sólo se que algunas veces
cuando menos te lo esperas
el diablo va y se pone de tu parte.

-"Este encuentro hay que mojarlo
con jarabe de litrona,
compañeros antes de que cante el gallo"-
-"tranquilo, tronco, perdona,
y un trago pa celebrarlo"-
los tres iban hasta el culo de caballo.

A una barra americana
me llevaron por la cara,
no dejaron que pagara ni una ronda,
controlaban tres fulanas
pero a mi me reservaban
los encantos de "Maruja la cachonda".

Nos pusimos como motos,
con la birra y los canutos
se cortaron de meterse algo más fuerte;
nos hicimos unas fotos
de cabina en tres minutos...,
parecemos la cuadrilla de la muerte.

Protegidos por la luna
cogieron prestado un coche,
me dejaron en mi queli y se borraron
por las venas de la noche
-"enróllate y haznos una
copla guapa de las tuyas"- me gritaron.

Me devolvieron intacto,
con un guiño mi dinero,
la cadena, la cartera y el reloj;
yo, que siempre cumplo un pacto
cuando es entre caballeros,
les tenía que escribir esta canción.

Hoy venía en el diario
el careto del más alto,
no lo había vuelto a ver desde aquel día;
escapaba del asalto
al chalé de un millonario
y en la puerta le esperó la policía.
Mucha, mucha policía...


¡Eyhh, Sabina, colega!, la pena es que el bandarra bizco ayudado por el más alto no te hubieran dado por el culo en la barra americana, eso te habría inspirado para dedicarles también una canción de amor.




Lo peor es que la oposición dulzona, acaramelada y maricomplejín del Partido Popular (PP) les ríe la gracia a estos liberticidas marxistoides a base de subvención, premios y bailoteo.

Recuerdo la congregación protagonizada por Joaquín Sabina y otros chupópteros de su calaña, comunistoides al servicio del poder, idólatras del dinero fácil, como Ana Belén (a la que el Partido Popular le untó buena guita para promover el turismo en Madrid), Miguel Ríos, Juan Diego Botto, Víctor Manuel (el que cantaba a Franco) , Javier Gurruchaga, María Barranco, Miguel Bosé, Juan Echanove, Pedro Guerra, Agustín Díaz Yanes, Emilio Martínez Lázaro, Lucía Etxebarría, Imanol Uribe y Pedro Almodóvar denunciando que, con los gobiernos municipales del Partido Popular, Madrid se había transformado en una ciudad "aburrida, agujereada, caótica, burocrática y cutre", pidiendo el voto para la izquierda que haría de la capital de España una urbe no "deshumanizada, hostil, mediocre, neurótica e insegura", dejando de ser "sucia, violenta, xenófoba y aznarista". Supongo que con tipos como “El Torete”, la estrella de la película “Perros Callejeros”; “El Jaro” y “El Vaquilla”, protagonistas de otras películas del género “quinqui”, Madrid se convertiría en una ciudad menos violenta para ellos.

Qué repugnancia me producen tipos como Miguelito Bosé cuando, de pronto, empezó a caerle bien el Partido Popular en el momento en que recibió una pasta gansa por el pregón de las fiestas de Madrid. Miguelito, ¿entonces para ti, ese Madrid en fiestas ya no era tan "aburrido, agujereado, caótico, burocrático y cutre"?

Luego pasa lo que pasa, y encima, sus secuaces, les rompen la cara a algunos peperos como ha ocurrido con el Consejero de Cultura del gobierno del Partido Popular de Murcia.









http://www.goear.com/listen/2978373/polanco-y-su-izquierda-sectaria-wwwlodicecincinatotk





Volviendo a la película “Perros Callejeros”, recuerdo el día de su estreno en el que había gente que salía llorando del cine apenada por el final del protagonista; incluso otros más cafres insultaban en la propia sala a los policías mientras visionaban el tiroteo en el que los criminales también disparaban a matar. Era algo típico de la época en la que el falso progresismo del Partido Socialista Obrero Español se reivindicaba con ansia por parte de esa ciudadanía mediocre y pastueña sin ni siquiera reflexionar un poquito sobre los resultados negativos que traería a la sociedad española a largo plazo.






Hoy en día, después de transcurrir algunas décadas, lo podemos comprobar: fracaso escolar, relativismo moral, la costumbre de robar a unos para dárselo a otros vía impuestos, la moda del parasitismo y la subvención, el destierro del mérito y la excelencia, la falta de principios, la falta de respeto, la necesidad del típico político populista de crear tensión antes de las elecciones, la manía de desenterrar perversamente muertos en una sociedad cuyo lema es ”el muerto al hoyo y el vivo al bollo”, enfrentar a los ciudadanos, intervenir y prohibir todo lo que se le antoje a la “miembra” ministra, la deuda pública descontrolada, el desmantelamiento de España, el saqueo de los fondos públicos, el desempleo crónico, la necesidad de volver a emigrar a Alemania, la corrupción, el todo vale, el sea como sea, el mangoneo, el botellón, el puterío, la televisión basura, la droga, el desprecio a la vida o la barra libre del aborto, etcétera, etcétera…

Lo más traumático de la película “Perros callejeros” es el procaz discurso que al principio te echa la progresía liberticida con voz en off, algo que entusiasmaba a muchos necios de la época, jueces incluidos. Incluso algunas víctimas femeninas llegaron a sentir empatía con los bandarras después de que éstos les sobaran las tetas contra su voluntad ¡Si es que hay gente para todo!













http://www.goear.com/listen/61a6be1/violencia-de-genero-wwwlodicecincinatotk






Lo más buscado en Internet





Estas son las palabras más utilizadas en los buscadores:

sexo
porno
tetas
chicas
desnudos
XX
Playboy
Youtube
free
download
Yahoo
online
descargar
gratis
música
mp3
videos
películas
Google
deportes
viajes
mujeres
juegos
deportes
fútbol
hombres
coches
cantantes
Marca
aerolíneas
Hotmail
rarezas
videos
actrices
periódicos
salud
recorridos
automóviles
famosos
destinos
Facebook
músicos
Tuenti
traductor
Dios
As






ETIQUETAS DEL BLOG



Se ha producido un error en este gadget.

POLITICOS 05

POLITICOS 04

POLITICOS 04
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 03

POLITICOS 03
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 02

POLITICOS 02
Pulsa sobre la imagen

POLITICOS 01

POLITICOS 01
Pulsa sobre la imagen

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar
Vencedores o vencidos

El otro Socialismo


http://www.mediafire.com/file/ozzmmmwzkdk/TIRAN MÁS 2